Opinión

Se habla del rencor de Junqueras a Iceta, de malestar de la construcción con Colau y de disturbios

Miquel Iceta, nuevo ministro de Política Territorial

El rencor que Junqueras todavía guarda a Iceta

En círculos políticos hay quien aseguraba que el nombramiento de Miquel Iceta como ministro de Política Territorial sería bien visto incluso por ciertos sectores independentistas. No en vano el secretario del PSC siempre ha defendido el federalismo y el diálogo con Cataluña. Y hace poco más de dos semanas, se reafirmó en su idea de que "España es una nación de naciones" y que Cataluña es una de las más destacadas. Sin embargo, se rumorea que a pesar de todo ello hay un destacado líder independentista al que le ha dolido el nombramiento, precisamente, como ministro de Política Territorial, de Iceta. Se trata de Oriol Junqueras que, según cuentan, siente una intensa animadversión hacia el nuevo miembro del Ejecutivo al que conoce desde hace muchos años. Precisamente por eso, el político de ERC no perdona a Iceta que no le brindara ni el más mínimo apoyo o muestra de afecto cuando él y sus compañeros ingresaron en prisión por el 1-O. "Junqueras no siente afinidad con Pedro Sánchez. Pero siempre lo justifica diciendo que Sánchez y el resto de su equipo no le conocían de nada. En cambio con Iceta había una relación de mucho tiempo. Por eso su rencor con él es superior al que pueda sentir por los demás", aseguran desde ERC.

Ada Colau enfada al sector de la construcción

El partido de Ada Colau ha rechazado que se utilicen los fondos europeos para ampliar el aeropuerto de El Prat y convertirlo en un hub aéreo. En concreto, ha sido el portavoz de los Comunes en Barcelona, Enric Bárcena, el que ha criticado el posible uso de recursos para mejorar las infraestructuras del transporte ya que lo considera una "bacanal de sectores del pasado". En opinión del partido, hay que "invertir en la economía del futuro, como descarbonización de la industria y el transporte público". Como era previsible, las palabras del colaborador de Colau no han sido bien recibidas en ámbitos empresariales. De hecho, en el sector de la construcción se recuerda la "incoherencia que supone negarse a mejorar una infraestructura básica para el PIB catalán", como es el aeródromo de El Prat.

Temor por los disturbios anti-confinamientos

Las movilizaciones cada vez más violentas en protesta por las medidas restrictivas para frenar la propagación del coronavirus crecen por toda Europa. Se comenta que este incremento preocupa especialmente en la Policía donde ya se temen que "este fenómeno pueda llegar con la misma, o superior, intensidad a España.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Asies
A Favor
En Contra

¿Y la Generalitat no se queja?

¿No es una infraestructura básica para Barcelona y su economia?

Como la Colau es amiga no hay que meterse con ella ...

Resulta ahora que como no es Madrid la que pone problemas para la ampliación del aeropuerto entonces callamos.

La Gene siempre llorando y luego resulta que los Gremlins están dentro de Cataluña.

Puntuación 2
#1