Opinión

El liderazgo en valores que emerge de la crisis

Los valores, claves del nuevo liderazgo

En los últimos meses hemos tomado conciencia de que nos encontramos en un momento de transición a muchos niveles. La crisis del covid-19 ha puesto sobre la mesa un debate sobre los modelos de consumo, movilidad o trabajo por los que nos regíamos hasta ahora, cuyos efectos veremos en los próximos años.

Organizaciones de todos los sectores y tamaños se han visto obligadas a adaptarse a las circunstancias que marcaba la evolución de la pandemia, modificando sus procesos, la forma de medir la productividad de sus empleados y, en algunos casos, hasta sus modelos de negocio. El liderazgo no es una excepción y también está notando los efectos de esta transformación. El 2020 marca un antes y un después en las prioridades de los líderes que, además de enfrentarse a la incertidumbre del mercado, deben conectar con sus audiencias, tanto internas como externas, si quieren conseguir su confianza.

La importancia de los valores ha sido precisamente el hilo conductor de nuestro evento Business Talks este año, un punto de encuentro entre líderes de todos sectores para hablar sobre tendencias de liderazgo y que también se ha visto obligado a adaptarse esta edición, en este caso al entorno online.

Líderes con valores para conseguir empleados comprometidos

Si tuviera que extraer una única conclusión de nuestro evento Business Talks 2020, sería la importancia de integrar los valores en los nuevos modelos de liderazgo. Así, hemos escuchado a ponentes de la talla de nuestro CEO, Steve Ingham, destacar la autenticidad o la necesidad de dar ejemplo como características básicas de un líder para hacer frente a los retos del futuro, que genere confianza y sea creíble incluso cuando tome decisiones impopulares.

Podríamos señalar tres factores esenciales que están contribuyendo en mayor medida al cambio en los modelos de liderazgo, especialmente a partir de la crisis del covid-19. El primero sería, sin duda, la tecnología. Herramientas como las videoconferencias o las redes sociales han puesto en valor las habilidades de comunicación de los líderes, que deben ser capaces de transmitir cercanía y transparencia, especialmente a los empleados de su organización para obtener su compromiso.

Otro factor fundamental que va a determinar las características del líder del futuro es el cambio generacional. Nos encontramos con nuevas generaciones de empleados que se cuestionan muchas cosas y necesitan entender el cómo y el por qué: cuál es el propósito de la compañía, cómo contribuye a la sociedad, cómo aborda aspectos como la diversidad y la inclusión. Gracias a ello ya estamos viendo culturas corporativas más fuertes y capaces de responder a las necesidades de sus empleados, que se sentirán más involucrados con el negocio si pueden identificarse con sus valores.

La crisis actual ha colocado a las personas en el centro de las empresas

Y, por último, un tercer aspecto que considero fundamental para el liderazgo es la flexibilidad. Si hasta ahora se pensaba en un único modelo de trabajo para todos los miembros de la organización, con independencia de su ubicación o circunstancias, los hechos nos han demostrado que este enfoque ya no es válido. La forma de trabajo puede y debe adaptarse a las peculiaridades del empleado o del contexto si queremos conseguir los mejores resultados.

En definitiva, el líder actual debe ser apropiado para su audiencia y para ello primero debe entender cuáles son sus prioridades y necesidades.

Liderazgo al servicio de las personas

La diversidad y la inclusión es otro de los retos que han adquirido mayor protagonismo en los comités de dirección. La gran mayoría de los líderes ya son conscientes de la necesidad de contar con una estrategia en este sentido, puesto que una mayor diversidad fomenta la creatividad y la innovación dentro de las compañías y aporta puntos de vista diferentes. Sin embargo, aún hay un largo camino por recorrer para que las empresas dejen de adoptar un enfoque reactivo antes los cambios sociales, propongan medidas más disruptivas y se conviertan en agentes de cambio con una visión social.

A lo largo de nuestros Business Talks nos ha quedado claro que la crisis actual ha colocado a las personas en el centro de las empresas. Los líderes han tomado conciencia de que, para salir de esta situación lo más reforzado posible, lo fundamental es contar con la gente más preparada y comprometida con los objetivos y propósitos de las organizaciones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin