Opinión

Menos ingresos aún para la banca

Las comisiones, otra vía de ingresos que se cae para la banca

La crisis del Covid no sólo supone problemas para la banca española en forma de futuros aumentos de la morosidad y dificultades para reanimar su ya escasa rentabilidad.

 Los ingresos por el cobro de comisiones también se ven afectados. Así, esta partida acumuló, a finales del pasado trimestre, 15.340 millones en el conjunto del sector. Esa cifra implica un descenso del 9% con respecto al mismo periodo de 2019. Será difícil que esta tendencia a la baja mejore en los próximos trimestres. El regreso de los confinamientos induce a las familias a volver a limitar su consumo habitual a lo imprescindible, lo que afecta a las comisiones ligadas al uso de tarjetas de crédito y otros medios electrónicos de pago. En paralelo, la incertidumbre en los mercados, desincentiva la contratación de vehículos financieros como los fondos de inversión y los planes de pensiones, cuya gestión también genera cobros de este tipo por parte de los bancos. Estos últimos, además, han tenido que retomar las políticas de eliminación de comisiones para ayudar a sus clientes más afectados por la pandemia. Como resultado de todos estos factores, una vía muy prometedora de ingresos para las entidades, que no habían explotado suficientemente en los últimos años, comienza a dar unos prematuros síntomas de agotamiento. No será fácil encontrar sustitutos. La vía del ahorro en las remuneraciones de los depósitos (por los bajos tipos de interés) hace tiempo que tocó suelo.

La crisis supone también un problema para el cobro de comisiones, un recurso ahora vital para las entidades

Por su parte, la crisis impedirá una reanimación sensible de la contratación de créditos y del cobro de los intereses a ella ligados. La merma de ingresos eleva así los apuros del sector financiero y le seguirá reclamando incluso mayores ajustes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin