Opinión

Un saneamiento integral para ACS

Florentino Pérez, presidente de ACS

La posible compra de la división industrial de ACS por parte de Vinci constituiría la operación del año en el sector de infraestructuras. No sólo merece esa categoría por los recursos que movilizaría, 5.200 millones, sino por sus efectos para ambas empresas.

Vinci daría un salto mayúsculo en su negocio industrial al adquirir una división con presencia en importantes proyectos de 50 países. ACS, por su parte, se convertiría en el primer accionista de Vinci, gracias al desembolso de una parte del precio en acciones de la firma gala. Pero más importante para la empresa española son las plusvalías de 4.000 millones que podria obtener. Son recursos más que sobrados para enjugar los 2.700 millones de deuda de su balance y que aún le daría músculo para acometer nuevas inversiones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin