Opinión

La empresa española toma la iniciativa

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE

La cumbre empresarial de CEOE que termina la semana próxima marca un punto de inflexión en el posicionamiento habitual de los grandes ejecutivos españoles. En lugar de optar por la discreción habitual se sitúan en primera línea del debate sobre la recuperación económica.

Se trata de un papel ya insostenible ante el rol marginal que les ha atribuido el Gobierno en toda la gestión de la epidemia y en una Comisión de Reconstrucción exclusivamente política y desprestigiada. Además, las empresas se han topado con la ausencia de un interlocutor económico de peso en las filas de la oposición. En estas circunstancias, las firmas han elegido la mejor opción: tomar por sí mismas la iniciativa. Resulta imposible escuchar una crisis como la actual sin escuchar su voz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin