Opinión

La nociva herencia de las nacionalizaciones

Los españoles aún pagamos las consecuencias de la politización de las cajas de ahorro

La defensa de las nacionalizaciones de empresas de la que hace gala Podemos recibió esta semana el apoyo del sindicato más afín a ese partido: CCOO. Ante el surgimiento de más voces que ven en la actual crisis una ocasión para que sus tesis estatalistas prosperen, resulta necesario dejar el campo de la pura discusión teórica.

 Es ya hora de esgrimir ejemplos reales y concretos de los daños que la intervención de empresas conlleva. España los sufrió. La politización de los consejos de administración hizo insostenible el modelo de las cajas de ahorros, como se demostró en la pasada crisis. Es más, su rescate costó más de 77.000 millones, de los que sólo se ha devuelto un 20%. Los ciudadanos aún siguen pagando la nociva herencia del intervencionismo estatal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin