Opinión

Una medida extrema ahora no justificada

La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño

La vicepresidenta Nadia Calviño se opone a la reivindicación de varias autonomías de responder a la actual epidemia con un parón toral de la industria, salvo en sectores estratégicos. La negativa de Economía es plenamente lógica. En primer lugar, porque no hay un baremo para delimitar esos ámbitos clave.

Seguro que la actividad agropecuaria sería uno de ellos; ahora bien, depende para su funcionamiento de muchas otras industrias, como la química. Pero sobre todo, debe analizarse el daño que supondría romper las cadenas de producción y los stocks. El PIB y el empleo se verían abocados a una caída aún mayor que aquella que ya los amenaza. Cerrar la industria es, por tanto, una medida extrema que, por grave que sea aún la extensión del virus, no está ahora justificada en absoluto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.