Opinión

El BCE adecúa sus exigencias a la crisis

El presidente del BCE, Christine Lagarde

El BCE asegura a la banca europea que será menos exigente en su demanda de provisiones por impagos o demoras crediticias derivadas de la crisis del coronavirus. El supervisor da así un paso necesario para disipar la incertidumbre que existía en el sector, referente al modo en que debían afrontar medidas como la moratoria hipotecaria en Italia y España.

 Los bancos muestran plena disposición a colaborar con este medida. Ahora bien, en su delicada situación actual (de baja rentabilidad y negocio crediticio contraído) sería financieramente imposible que la asumieran, si eso implica destinar más recursos a provisiones. No será así gracias a que el BCE ha tomado conciencia de la necesidad de adaptar sus exigencias a una crisis sin precedentes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.