Opinión

Se habla de las críticas a la gestión del coronavirus, de Ciudadanos y del Supremo

El Ejecutivo a la cabeza de la marcha del 8-M

La marcha del 8-M causa estupor en las embajadas

Las críticas al Gobierno por permitir la celebración de los actos del Día de la Mujer, a pesar de la expansión que ya mostraba el coronavirus, no se ciñen solo a los partidos de la oposición. Muy al contrario, en Moncloa se comenta que algunas embajadas europeas en territorio español también transmitieron su sorpresa tras tener lugar la marcha del 8-M el pasado domingo. "Carece de sentido que no se establecieran medidas más restrictivas a pesar de que el coronavirus amenazaba con alcanzar la magnitud que tiene en Italia", indican fuentes diplomáticas. Es obvio que Pedro Sánchez hizo caso omiso de todas estas advertencias y permitió una concentración multitudinaria aunque un día después hubiera que elevar el protocolo contra el coronavirus a "protección reforzada". En el entorno del Ejecutivo se comenta que la suspensión del 8-M estuvo sobre la mesa pero que finalmente se optó por mantenerlo porque lo contrario hubiera generado una alarma que en esos momentos consideraron que no era necesaria. Sus argumentos tampoco convencen en otros países.

Preocupación en C's por la pérdida de afiliados

Antes del 10-N Ciudadanos contaba con más de 32.000 afiliados. Pero el descalabro electoral de las generales y el tiempo de interinidad que la formación naranja ha atravesado, hasta la confirmación el pasado domingo del liderazgo definitivo de Inés Arrimadas en sustitución de Albert Rivera, ha pasado factura. Tanto es así que ahora el número de militantes ha decrecido de forma alarmante. En concreto, Ciudadanos ha perdido más de 10.000 en estos cuatro meses Ni qué decir tiene que esta caída preocupa y mucho en C's, que necesita a sus afiliados para mantener los ingresos. Máxime tras el mal resultado del 10-N que ha supuesto una importante pérdida económica. Para revertir la situación cuentan que Arrimadas ya asevera que incrementar el número de militantes se ha convertido en su primer gran reto.

¿Quién suena para la Sala Militar del Supremo?

En 2013, Clara Martínez de Careaga rompió barreras al convertirse en la primera mujer en formar parte de la Sala Quinta, de lo Militar, del Supremo. Pues bien, cuentan que la magistrada está cerca de lograr otro hito, al ser la mejor colocada para presidir dicha Sala en sustitución de Ángel Calderón, que se jubilará en junio. Por lo visto, Martínez está muy bien relacionada y valorada tanto en el ámbito judicial como en político. "Tampoco hay que olvidar que es esposa de Cándido Conde-Pumpido", dicen.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0