Opinión

Excesiva separación en el sector vinícola

El sector necesita unidad para exportar, la división crea más problemas

Dos de las grandes denominaciones españolas, Rioja y Cava, están al borde de la escisión. La primera se enfrenta a la ruptura por el interés de más de 100 bodegas alavesas de separarse. En cuanto a la segunda, son las cavas de la zona del Penedés las que también quieren ir por su cuenta.

 Más allá de los motivos que unos y otros tengan para dar este paso, la única realidad es que la escisión no beneficia en nada al sector del vino en su conjunto, más allá de intereses regionales o políticos. Lo más acertado sería seguir la estrategia de las campiñas francesas que, en el exterior, funcionan como una sola. Esta nueva dispersión lo único que consigue es que se reincida en el problema del exceso de denominaciones, lo que dificulta la exportación del producto a otros mercados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.