Opinión

La necesidad de una política agraria única

Atomizar la gestión de las políticas agrarias supone riesgos

La creación de la Vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico crea dudas sobre la gestión de una competencia, desarrollo rural, que hasta ahora correspondía a Agricultura. No se trata de una mera cuestión burocrática o de reparto de despachos. El desarrollo rural es uno de los pilares de la Política Agraria Común (PAC) en la que España se juega fondos comunitarios por valor de 10.000 millones.

 Como las principales asociaciones del sector explican, no supone ninguna ventaja, a la hora de asegurar esos recursos, que el Gobierno negocie en Bruselas por boca de varios portavoces. Pero, además, debe considerarse el riesgo que implica atomizar la gestión de estas políticas a la hora de crear duplicidades e ineficiencias.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin