Opinión

Se veían venir las consecuencias del 10-N

Pedro Sánchez, líder del PSOE y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos

Si ante la amenaza de cualquier calamidad se interrogara hoy al oráculo de Delfos, para acertar de lleno le bastaría con estas tres palabras: se veía venir.

Se trata del pronóstico más científico que pueda hacerse sobre el futuro.

(Manuel Vicent)

Antes de analizar los resultados electorales del domingo 10 de noviembre de 2019, parece conveniente comenzar por constatar cómo han caído los tres partidos siguientes: PSOE, 760.000 votos menos que en las elecciones de abril. Ciudadanos 2.500.000 votos menos. Y esa mezcla llamada Podemos ha perdido respecto a abril 530.000 votos. Por lo tanto, la primera exigencia dentro de la lógica democrática es que Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias hagan mutis por el foro, abandonen la esfera pública y se vayan a su trabajo privado.

Albert Rivera lo hizo el mismo lunes, pero de la dimisión de los otros dos no se sabe nada (ni se va a saber, me temo).

La primera dificultad para que esos dos líderes dimitan es tener que contestar a la siguiente pregunta: ¿tienen en dónde trabajar? Me temo que no y por lo tanto habrá que buscarles alguna forma de sustento antes de pedirles que se vayan. Yo propongo que don Amancio Ortega financie la hipoteca del casoplón de Galapagar propiedad de Iglesias, además de pasarle un viático de 4.000 euros mensuales. En cuanto a Sánchez, se le podría subvencionar mediante una derrama entre los afiliados del PSOE que tanto le debemos.

La militancia calla ante la deriva del PSOE, cuya consecuencia es llevar la ruina al país

Tengo para mí que hay multitud de argumentos que avalan pedirles la renuncia como pago de este desaguisado político al que ellos nos han empujado. Primero nos llevaron a unas nuevas elecciones que jamás debieron convocarse y luego vinieron unos resultados catastróficos que hacen hoy impensable que en las Cortes se produzca el entendimiento, la generosidad y la defensa de los intereses generales. Porque –estará usted de acuerdo conmigo, amable lector- estos señores no han hecho otra cosa en política que defender sus intereses personales, no sólo en contra de los intereses colectivos, también en contra los intereses de su propia formación política.

Sánchez, por comenzar por el más responsable de los dos, ha destruido su propio partido marginando a todos aquellos que no comulgábamos con sus ambiciones, con sus amistades políticas (empezando por ese peligro público apellidado Iceta) ni con su oportunismo ilimitado.

Y ahora me temo lo peor pues, tras conocerse el preacuerdo con Podemos, Sánchez volverá, como la burra al trigo, es decir, a intentar una investidura con apoyos incompatibles con la Constitución, separatistas de diverso pelaje incluidos. ¿Cómo cohonestar el europeísmo y la vigencia de nuestra Constitución con Esquerra Republicana y con el chavismo de Iglesias o de Errejón? Y de esa investidura saldrá un Gobierno con Podemos. Un Gobierno con el bicho dentro que difícilmente podrá sacar unos Presupuestos Generales que tengan el visto bueno de la Unión Europea, para no hablar de las pensiones o de abordar con mano firma el merdé catalán.

Y ante esta perspectiva de auténtica y peligrosa ingobernabilidad, los "militantes" del PSOE callan y no se oye ahí dentro ni una sola voz que proteste ante una deriva que puede llevar a la ruina al país entero.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

tochu
A Favor
En Contra

Joaquin,eres de los poquitos,quizás con las dos manos me sobran dedos,que mereces la pena de esa mierda de partido,enhorabuena

Puntuación 19
#1
nicaso
A Favor
En Contra

Está bien su artículo pero al final lo que pasa es que los socialistas votan a su partido haga lo que haga. No hay que ser muy avizado para ver que el PSOE de hoy en día es lo que Sánchez representa. Por otra parte, con la crisis que se avecina es mejor que la toree esta panda para que el país quede vacunado de una vez por todas, ya vendrá la derecha a poner orden si es que no se ha ido todo al garete.

Puntuación 18
#2
Usuario validado en Google+
Amon Radi
A Favor
En Contra

Es curioso cómo los socialistas se hacen coherentes sólo cuando abandonan la política

Puntuación 9
#3