Opinión

Exigencia fuera de lugar de la Generalitat

El consejero de Hacienda de la Generalitat, Pere Aragonès

La Generalitat catalana llevará al Estado a los tribunales por no abonar los pagos a cuenta que les corresponden en 2019. Sin duda, estas partidas son fundamentales para las autonomías de régimen común, ya que de ellas depende que reciban la parte que les corresponde, en cada ejercicio, de la recaudación por impuestos.

Ahora bien, este es un año excepcional en el que no hay nuevos Presupuestos y, aún más importante, el Gobierno sigue en funciones. La ley impide que un Ejecutivo en esas condiciones ejecute pagos de este tipo. Por tanto, lo que la Generalitat demanda, al tiempo que anima a otros territorios a hacer lo mismo es que el Estado se salte la normativa. Lejos de ayudar a paliar esta situación, lo que el Govern busca es abrir un nuevo conflicto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.