Todos

La CHG eleva un 75% la previsión inicial de riego y alivia al campo andaluz

  • Se llegará a una dotación de 1.750 metros cúbicos por hectárea
  • El olivar tendrá además riego de apoyo en otoño
  • Habrá para un 30% de arroz y para salvar el algodón
Sevilla

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir va a autorizar finalmente en el Sistema General de Regulación de la Cuenca un desembalse de 600 hectómetros cúbicos (a los que añadirá otros 20 para cultivos leñosos en otoño) durante esta campaña, lo que supone una dotación de 1.750 metros cúbicos por hectárea. Es un 75% más que la conservadora previsión que se hizo en el mes de febrero, cuando ante la situación de sequía se acordó inicialmente dar 1.000 metros cúbicos por hectárea. Pero sigue siendo poca agua, pues la dotación completa, sin restricciones, alcanza los 6.000 metros cúbicos/hectárea.

La principal organización de regantes de la cuenca, Feragua, considera que es una "mejora razonable y sensata con los niveles de embalses" en la actualidad.

En el Sistema General de Regulación están un 70% de los regadíos de la cuenca. Fuera de regulación, regar va a estar complicado por la dificultad de compatibilizar el uso agrario y el caudal ecológico este verano.

Andalucía Oriental y Occidental

En la parte alta de la cuenca, en las provincias de Jaén y Córdoba, el olivar es el principal destinatario de los riegos. La dotación es insuficiente para evitar pérdidas de cosecha, aunque los meses de marzo y abril han sido lluviosos y han garantizado la floración. La cosecha queda pendiente de lo que caiga en lo que queda de primavera y de que las lluvias del otoño no se retrasen, pero con no muy buenas perspectivas pues los árboles arrastran un importante déficit del año pasado.

En las provincias occidentales, se han perdido ya cultivos aunque podría haber suficiente agua para sembrar algodón e incluso, agrupando tablas, no dejar el año en blanco para el arroz. El año pasado, con una dotación de 2.800 metros cúbicos por hectárea, los arroceros se dejaron la mitad de las parcelas sin sembrar. Esta campaña el aprovechamiento podría quedar en un 30%.

Para el riego del arroz se ha aprobado un volumen máximo a suministrar de 117 hm³, mientras que para los riegos extraordinarios el Pleno ha autorizado 20 hm³ para superficies de regadío con arboleda con precario a aquellas explotaciones agrícolas que cuenten con infraestructuras de riego que lo permitan.

"El peor año"

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez, ha reiterado su compromiso de celebrar una reunión de la Comisión Permanente en caso de que la situación de la cuenca o la evolución de la campaña lo permitiera, tal y como ocurrió en 2021. Páez ha apelado a la colaboración de los usuarios y a la necesidad de respetar el condicionado de sus concesiones, "ante la peor campaña de los últimos años''. 

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha recordado que, a pesar de las lluvias de esta primavera, la situación hidrológica no ha experimentado una especial mejoría y la cuenca continúa en sequía extraordinaria

El Organismo ha dado luz verde, vía resolución, a la implementación de equipos de telemedida en los contadores de 78 grandes comunidades de regantes, que suman una superficie total de 50.000 hectáreas. Con este procedimiento, las señales que emitan estas comunidades llegarán vía satélite al Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) Guadalquivir para que se pueda constatar a tiempo real los consumos que se realizan. Estas 50.000 nuevas hectáreas se suman a las 273.000 ha ya integradas en el sistema.  

También se ha iniciado el estudio batimétrico en 26 grandes embalses de la cuenca para conocer, entre otros aspectos, el grado de aterramiento de estas infraestructuras con objeto de conocer la capacidad real de almacenamiento. Una primera tendencia preliminar arroja que el mayor aterramiento se vendría produciendo en los embalses de la margen izquierda del Guadalquivir. Como nota positiva, las primeras conclusiones también señalan que se ha detectado un incremento de la capacidad de algunas presas, con respecto a la calculada históricamente. 

Por último, se ha dado cuenta de la colaboración entre la CHG y la Guardia Civil para incrementar las actuaciones e inspecciones que ambos organismos desarrollarán durante la próxima campaña. Con estas labores, se pretende dotar de la mayor seguridad al uso y gasto del recurso, frente a prácticas ilegales que puedan detraer agua en un contexto tan delicado como el que atraviesa la demarcación. 

Situación hidrológica

Del 1 al 11 de mayo, la cuenca ha registrado una precipitación media de 13 l/m², lo que ha supuesto una aportación prácticamente irrelevante a la reserva hidráulica del Guadalquivir. 

En lo que respecta a la lluvia acumulada a lo largo del presente año hidrológico, del 1 de octubre al 30 de abril se han recogido 385 l/m² de media en los embalses de la cuenca, lo que supone un 22% menos que la registrada para el mismo período de los últimos 25 años, que se sitúa en 496 l/m². 

En la actualidad, el volumen embalsado en los 48 embalses de regulación de la cuenca asciende a 2.625 hm³ (32,3% de la capacidad total de embalse), 756 hm³ menos que hace un año. A pesar de ello, está garantizado el suministro de agua a corto-medio plazo para el abastecimiento a la población

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.