Todos

Maestros de la aguja: artistas textiles contemporáneos a los que hay que seguir la pista

  • El Fiber Art tiene un lenguaje propio, con tejido y fibras como materia de expresión artística
  • Con técnicas y corrientes dispares, el arte textil comienza a llenar galerías de arte en todo el mundo
Cayce Zavaglia / "Recto" y "Verso", las dos caras del trabajo de retrato de gran formato bordado a mano de la artista estadounidense.

El Fiber Art gana terreno en el ámbito del arte contemporáneo. Es un concepto cuya traducción como arte textil pierde matices, porque necesita diferenciarse del concepto tradicional vinculado a las artes aplicadas, a los procesos de artesanía o manufactura en los que se utilizan fibras como materia de creación de objetos utilitarios o subordinados a disciplinas como la arquitectura, la moda o la decoración.

El arte textil contemporáneo es otra cosa. Es pintar con hilo y esculpir volúmenes con todo tipo de materiales textiles. Es tejido y fibras como materia de expresión artística, y tiene un lenguaje propio. Sus inmensas posibilidades ya las explotaron pioneros como Jean Lurçat, o el español Josep Grau-Garriga, uno de los principales impulsores del tapiz como recurso expresivo de primer orden dentro del arte contemporáneo. O el rompedor Cleve Jones, con su activismo creativo en la década de los ochenta. Pero empieza a cuajar como categoría artística diferenciada.

Tiene sus propias ferias de arte, como la Bienal Internacional de Arte Textil Contemporáneo, que en su última edición, en 2019, se celebró en Madrid. En 2019 abrió el primer museo de arte textil contemporáneo de nuestro país, en Sant Cugat del Vallès. También en 2019 se ha inaugurado la primera galería de arte dedicada en exclusiva a la exposición y venta de fiber art, "The Fibery" (Fiber Art Gallery), en París. Y con participación española, a cargo de la artista María Muñoz.

El arte textil ha sido protagonista de numerosas exposiciones a lo largo de los últimos años en Madrid, Barcelona, Valencia, Santiago de Compostela… La muestra de Alighiero Boetti en 2011 en el Museo Reina Sofía fue un revulsivo. Y la exposición "The Nature Spirit". Arte textil contemporáneo japonés ese mismo año fue su consagración.

Pero la confirmación del impulso de esta disciplina es la cantidad de artistas, la variedad de enfoques, corrientes, técnicas y resultados. Desde arte conceptual y abstracto puro al figurativo, pasando por el hiperrealismo, con técnicas que van desde el bordado, con una amplia gama de materiales y estilos, pasando por el collage y el arte mixto, incluso escultura, con influencias clásicas, del impresionismo, del arte callejero, del arte contemporáneo en general.

La base suele ser la misma: mucho oficio de pintura e inquietud por técnicas textiles ancestrales combinado con el eclecticismo del arte contemporáneo y las posibilidades de la aplicación de las nuevas tecnologías.

Cayce Zavaglia

Un buen ejemplo es la artista estadounidense Cayce Zavaglia (ver foto de apertura). Con una sólida formación como pintora, desarrolla desde hace casi dos décadas una carrera centrada en el retrato bordado, con acabado hiperrealista gracias a una técnica de puntadas a mano -con hilo de algodón, seda o lana-, que reproduce de forma prodigiosa la pincelada de un óleo clásico. Desde hace un año sus exposiciones versan sobre la técnica y "la belleza al azar" que produce la imagen bordada en el reverso, y que se ha convertido en material de muestras y exposiciones. Su trabajo es un fijo de la galería Lyons Wier Gallery de Nueva York.

Sylvie Franquet / "Cal to prayer" (2012-2015), lana, acrílico y lurex sobre lienzo de algodón (59 x 70 cm). Detalle de "La Grande Bellezza" (2013).

Sylvia Franquet

El potente trabajo de Sylvia Franquet personifica cómo el filtro del arte contemporáneo reinterpreta las propias raíces culturales. Artista de collage y multimedia, que abarca labores de aguja y escultura textil, nació en Bélgica, centro histórico de tapices. Su obra materializa la reinvención más singular del tapiz, combinando imágenes clásicas con la estética punk, fruto de un riguroso trabajo de investigación del arte histórico cargado de humor e irreverencia. En la actualidad, su trabajo se expone en la galería londinense October Gallery.

Alicja Kozlowska / "Cáscara de plátano Andy'", escultura de fieltro bordado; exposición en el LAM (Lisser Art Museum) de Liesse , Países Bajos (2019).

Alicja Kozlowska

La artista polaca Alicja Kozlowska trabaja todos los campos textiles: crochet, bordado, artquilt, incursiones en el ámbito de la moda. Pero la repercusión internacional le ha llegado con el salto del plano a las tres dimensiones. Con una marcada influencia del Pop Art, se inspira en los objetos cotidianos para crear esculturas en fieltro bordado, que realiza sin patrón previo, combinando varios materiales (etiquetas, periódicos, láminas, fieltro, tela) además de aguja y pincel. Su trabajo se expone en el LAM (Lisser Art Museum) de Liesse (Países Bajos) y se puede encontrar en la galería M.A.D.S. Milano, de Milán.

Ana Teresa Barboza / De la serie "Leer el paisaje" (2016). En WU Galería.

Ana Teresa Barboza

El trabajo de la artista peruana Ana Teresa Barboza tiene mucho de vuelta a los orígenes, del gusto por la artesanía, del trabajo de materiales de siempre combinados con otros actuales, como la impresión fotográfica, y una mirada sobre la ecología como hilo conductor. El resultado, una suerte de paisajes en construcción o deconstrucción -según se mire-, imágenes que proyectan una prolongación tejida con lana que ella tiñe de forma natural. Un trabajo expuesto por la Galería WU en la última edición de ARCO, que colocó rápidamente entre particulares, museos y galerías de Alemania y Francia.

Francesca Cramer / "Been out since this morning" (14 x 9 cm). Todos sus trabajos están bordados a mano sobre postales antiguas.

Francesca Cramer

La técnica de Francesca Colussi Cramer, bordado sobre fotografía en pequeño formato, no es única -es una subdisciplina en sí misma- pero la frescura y sencillez de su trabajo convierte sus obras en pequeñas joyas. Detrás del trabajo de la artista y diseñadora italiana hay mucho oficio, también investigación e intuición a partes iguales. Y siempre voluntad de contar una historia que enlaza la vida de viejas tarjetas postales con una vida nueva, llena de lirismo.

Audrey Walker / "Simple pleasures: Red wine" (2014). Retrospectiva "Observations" en la Ruthin Gallery (Gales).

Audrey Walker

El trabajo limpio, con su técnica deliberadamente sencilla, de la galesa Audrey Walker es el resultado de un proceso de depuración artística de muchas décadas. Veterana y pionera, integrante del 62 Group of Textile Artists, la cooperativa internacional de artistas textiles profesionales creada en 1962 en Reino Unido, su obra figurativa y bidimensional está muy influida por su amplia formación en dibujo y pintura. Sobre la base de una gran variedad de telas (algodones, sedas, organzas) dibuja con capas de hilo en una suerte de técnica puntillista. En 2018, la Ruthin Gallery, en Gales, organizó una retrospectiva coincidiendo con su 90º cumpleaños. Su trabajo se encuentra en colecciones públicas y privadas en todo el mundo, entre ellas el Museo Victoria & Albert de Londres.

Chiachio & Giannone / "HeArt Breakers" (2015/2016). Bordado a mano con hilos de algodón, rayón y efecto joya sobre tela Alexander Henry (1,33 x 1,73 m) . "Selva Blanca" (2015), panel de un mural de tres piezas (4,60 x 2,85 m).

Chiachio & Giannone

Los argentinos Leo Chiachio y Daniel Giannone son "pareja en la vida y en el arte". Los dos tienen formación artística. Y los dos bordaban, cada uno por su lado. Desde 2003 trabajan juntos, y su trabajo es una de las apuestas más exuberantes y fértiles del Fiber Art. Sus obras bordadas de gran formato (en ocasiones, de varios metros) son difíciles de definir. No son técnicamente tapices, tampoco quilts; pero tiene mucho de ambos. Sobre bases textiles -desde paños antiguos y brocados a textiles sintéticos- ejecutan distintas técnicas de bordado, a veces superpuestas, que intercalan con todo tipo de fibras, cuentas y borlas. Su codiciado trabajo recorre el mundo en exposiciones individuales y colectivas, y se encuentra en la galería de Santiago de Chile Isabel Croxatto Galería.

José Romussi / De la colección "Newserie" y "HaLlo".

José Romussi

Todo el ejercicio creativo del chileno José Romussi se basa en la experimentación con materiales relacionados con el arte textil, en el uso de materiales orgánicos, y en un cambio constante de lenguaje, formas y texturas. Su método de trabajo es un bordado desestructurado y libre, en composiciones geométricas e imperfectas, con un fuerte carácter expresionista. Sus series bordadas sobre fotografías antiguas o retratos, con un discurso rebelde y contemporáneo, son sus obras más reconocibles en todo el mundo. Su trabajo está representado en la Paradigm Gallery + Studio de Filadelfia (Estados Unidos).

Alice Kettle / "Riku", detalle (2011) (2,30 x 1,20 m) y "Stitch Head" (2008) (80 x 60 cm).

Alice Kettle

La artista británica Alice Kettle, miembro del 62 Group of Textile Artists y conocida por sus textiles a gran escala, es uno de los principales exponentes del arte textil contemporáneo. Una de las consagradas, un valor seguro, una de las fiber artist más representadas en las colecciones internacionales, privadas y públicas, con obra permanente en el Victoria & Albert Museum de Londres. Su formación como pintora se proyecta en una técnica de bordado formada por diminutas puntadas individuales, imprecisas e intrincadas, que se combinan para formar grandes franjas de color sobre fondos pictóricos llenos de matices. Su obra se encuentra en Candida Stevens Gallery, en Chichester (Inglaterra).

Julie Cockburn / "Moonscape" (2019), bordado sobre fotografía, una de las obras de su última exposición, "Telling it Slant", en Flowers Gallery (Nueva York) y Messums (Londres).

Julie Cockburn

El trabajo de la londinense Julie Cockburn se define por la transformación de objetos cotidianos de segunda mano (esculturas cerámicas, pinturas, fotografías, papel impreso, libros) en obras de arte, a través de un proceso artesano que las convierte en piezas únicas y las devuelve a la viva. Sus geometrías abstractas bordadas, de formas y puntadas perfectas, se han abierto hueco en colecciones públicas y privadas de todo el mundo y en las galerías Flowers Gallery de Nueva York y Messums de Londres.

Michelle Kingdom / "Single sparks" (2018). "Incandescent" (2015). "Tiny Pricks No. 94" (2018).

Michelle Kingdom

La artista californiana Michelle Kingdom, con formación en bellas artes, comenzó a "dibujar con hilo" de forma intuitiva como una forma de expresión íntima. Sus pequeños mundos de hilo, figurativos y cargados de simbolismo y referencias históricas y literarias, tienen siempre la voluntad de contar una historia. La propia artista los define como "paisajes psicológicos". En la actualidad, su obra se expone en la Foley Gallery de Nueva York y en bG Gallery de Santa Mónica (Los Ángeles).

Mana Morimoto / "Mt. Rushmore", "Lady Exerciselsers". Victoria Villasana / "Inner Garden", bordado sobre impresión fotográfica.

Mana Morimoto

La joven artista japonesa Mana Morimoto se define como una artista textil y digital. Comenzó a trabar con hilos por la pura necesidad de crear con las manos. Su pasión por las formas geométricas hizo el resto, y condujo su trabajo hasta el bordado, siempre con un toque divertido y mágico, sobre impresión fotográfica en blanco y negro, que ha convertido en su sello. Utiliza herramientas digitales y analógicas para tratar y componer las imágenes antes de imprimirlas y utilizarlas de base.

Victoria Villasana

Los collages de hilo de la mexicana Victoria Villasana beben del arte callejero y del surrealismo. Comenzó experimentando con composiciones de paste up en las calles de Londres, y hoy expone su trabajo en grandes museos. Su obra sintetiza como pocas la armonía entre la cultura pop y la tradición textil artesana latinoamericana. Desborda activismo creativo; ella misma se declara seguidora del craftivismo y del yarn bombing.

Ulla-Stina Wikander / "Swan Chair" y "Dialog" (2017), bordados en punto de aguja sobre objetos vintage. En Paradigm Gallery + Studio (Filadelfia).

Ulla-Stina Wikander

La artista sueca Ulla Stina-Wikander ha convertido sus "esculturas" en objeto de deseo de coleccionistas. Utiliza objetos domésticos en su versión más retro (teléfonos, secadores de pelo, planchas, cafeteras, máquinas de escribir…) que tapiza literalmente con sus bordados vintage, en una suerte de broma kitsch no exenta de crítica social y ecologismo. Un buen ejemplo es su última serie "Obsolescence", que la artista recicla y transforma en esculturas contemporáneas. Obras llenas de humor y exploración crítica, con raíces feministas y reivindicación medioambiental a través del reciclaje.

Lyndie Dourthe / Piezas de la serie "Anatomía" y "Botánica"; urna "Ne m'oublie pas" (2018).

Lyndie Dourthe

El trabajo de la francesa Lyndie Dourthe es inclasificable. Sus trabajos, etéreos y poéticos, exploran la botánica, la anatomía, el amor, la vida y la muerte. Combina la impresión textil, a partir de un trabajo previo de dibujo, con un estilo de bordado naif que hace que cada una de sus piezas, muy dispares, tengan siempre su sello inconfundible.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin