Next Generation

Andalucía solo ha podido ejecutar un 7% de los fondos europeos asignados en 2021

  • La comunidad denuncia la falta de capacidad para ejecutar las recursos
  • Creen que sistemáticamente se perjudica a la región en el reparto de ayudas

El Gobierno de España se ha comprometido con Andalucía a destinar unos 2.700 millones de euros de los fondos europeos hasta el año 2023. El año pasado, la región contó con un crédito definitivo de más de 300 millones, de los que apenan han podido ejecutar un 7%, como ha indicado Juan Bravo Baena, consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, en la jornada Next Generation Andalucía organizada por elEconomista.

"En el año 2021, contamos con un crédito definitivo de 345 millones de euros. De éstos, autorizados, 199 millones, dispuestos en convocatoria 29,6 millones y ejecutados 24,2 millones", ha explicado Bravo Baena. Estas cifras serían el reflejo de la falta de "cogobernanza, transparencia, agilidad y adaptación a las necesidades" por parte del Estado.

En este sentido, Bravo Baena ha recalcado que las comunidades autónomas son "meros gestores administrativos. No tenemos capacidad para hacer nada, las convocatorias vienen marcadas por el Estado". Por lo tanto, mientras el Gobierno central no les dé la posibilidad de abrir convocatorias están "atados de pies y manos".

A este respecto, teniendo en cuenta que Andalucía es la comunidad más poblada de España, pero la tercera que más recursos recibirá, demuestra una "discriminación. Desde que está este gobierno cada vez que se ha hecho un reparto de recursos, no solo los Next Generation, se ha perjudicado a Andalucía", ha denunciado el consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta, quien ha añadido que "se ha buscado un sistema de reparto que casualmente nunca ha beneficiado a nuestra comunidad".

Dejar actuar a las comunidades autónomas

Otra de las reclamaciones que ha realizado Bravo Baena durante la jornada es que no se tienen en cuenta las necesidades de cada territorio. "No tenemos ningún margen de actuación y no es lo mismo lo que necesita Andalucía que el País Vasco o Galicia". Es el caso de las convocatorias para la eficiencia energética, que exigen determinados condicionantes que "están muy bien para País Vasco o la Comunidad de Madrid que tienen calderas, pero las condiciones climáticas de Andalucía no son las mismas y, sin embargo, no hemos conseguido que se nos facilite una rectificación".

A este respecto, Bravo Baena se ha quejado de las duplicidades y la falta de comunicación entre ministerios en cuanto a las ayudas: "no se pueden sacar tres convocatorias diferentes para una misma cosa. Que se pongan de acuerdo. Lo que necesitamos es que el dinero llegue a las personas".

Para reflejar el encorsetamiento que viven las comunidades autónomas a la hora de ejecutar los fondos, Bravo Baena también ha puesto como ejemplo las convocatorias para la industria 4.0 que lanzó el Gobierno central y en las que solo se dio de margen para presentar solicitudes ocho días. En este sentido, de los 97 millones posibles se han ejecutado 9,5 millones. Ante esto se ha preguntado, "¿está realmente bien gestionado? Si no lo saben hacer que nos dejen a los demás". Por tanto, ha señalado, "no hay un problema de dinero, sino de capacidad de gestión".

Por último, Bravo Baena ha destacado que hasta el año 2026, Andalucía tiene una capacidad de movilizar unos 22.000 millones de euros entre los diferentes mecanismos disponibles, incluido el presupuesto autonómico. "Nos estamos jugando que este proceso, en el que Andalucía empieza a ser una locomotora de España, se consolide".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin