Next Generation

El 'boom' del autoconsumo en Cataluña: cada trimestre la instalación crece de media casi un 42%

  • Hasta junio la comunidad autónoma sumaba casi 13.300 instalaciones
  • El 76,1% de las instalaciones tenía una potencia igual o inferior a 5 kW

El pasado mes de junio el Gobierno anunció la concesión de 660 millones de euros para instalaciones de autoconsumo, almacenamiento detrás del contador y climatización con energías renovables. Una partida ampliable a 1.320 millones.

Este programa, con cargo al presupuesto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ha constituido la primera línea a gran escala a nivel estatal dirigida específicamente a autoconsumo y almacenamiento. Un proyecto en el que Cataluña será la comunidad autónoma más beneficiada, ya que recibirá 114 millones de euros.

Precisamente, en Cataluña el autoconsumo no para de crecer. Desde que en 2018 se suprimiese el llamado impuesto al sol, por el que el consumidor debía pagar los impuestos correspondientes por la electricidad que produjese su sistema de autoconsumo solar, este sistema ha protagonizado un crecimiento vertiginoso. Según los últimos datos del Instituto Catalán de Energía (ICAEN), solo en la primera parte de este año se han dado de alta 5.071 instalaciones, casi tantas como en todo 2020. Así, hasta junio la comunidad sumaba casi 13.300 instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. En 2018 esta cifra estaba por debajo de las 2.000.

A este respecto, cada trimestre se ponen en marcha más instalaciones que en el trimestre anterior. Este hecho es muy significativo a partir del primer trimestre de 2019, con un incremento trimestral medio del 41,7% hasta el segundo trimestre de 2021.

En este contexto, el 76,1% de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico en Cataluña tenía una potencia igual o inferior a 5 kilovatios (kW), mientras que solo el 4,7% correspondía a grandes instalaciones, por encima de 25 kW, lo que demuestra que la mayoría de las instalaciones corresponden al ámbito doméstico. Según el ICAEN existe una clara relación entre la existencia de viviendas unifamiliares y el autoconsumo, ya que cuanto mayor es el peso de este tipo de inmuebles en un municipio, más instalaciones por cada 1.000 habitantes hay.

Previsiones alentadoras

Todo parece indicar que el crecimiento que está experimentado el autoconsumo en Cataluña continuará en los próximos años por dos motivos: en primer lugar, el interés de los usuarios por rebajar la factura de la luz. De hecho, el 68% de los españoles valoran pasarse al autoconsumo como medida de ahorro, según un estudio realizado por ei energía independiente.

Otro factor de impulso para este mercado es la predisposición de las administraciones por estimular este tipo de instalación. No en vano, la Generalitat anunció recientemente subvenciones por importe de 35 millones de euros para la instalación de placas fotovoltaicas en las comunidades de vecinos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud