Nacional

Así es la nueva etiqueta de eficiencia energética: neveras y lavadoras dicen adiós en marzo al A+++

  • La clasificación de mayor a menor gasto de la D al A+++ pasa a ser de la G a la A
  • Por el momento no habrá dispositivos A y muy pocos B, para futuras innovaciones
  • Los vendedores tendrán dos semanas para actualizar las nuevas pegatinas
Foto: Dreamstime.

El nuevo año está trayendo muchos cambios consigo, sobre todo en lo que refiere al cuidado del medioambiente. Un aspecto clave para la Unión Europea (UE) y por lo que lleva tiempo estudiando el clásico etiquetado de eficiencia energética de electrodomésticos. Una pegatina que se había quedado anticuada ante los nuevos modelos y que en marzo tendrá una nueva clasificación que se irá extendiendo en todos los componentes hasta 2022, tal y como venía solicitando la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Adiós al A+++. En los últimos años venía siendo costumbre que toda nueva lavadora, frigorífico, lavavajillas o aire acondicionado viniese acompañado de una pegatina con esa clasificación en color verde oscuro. La UE, ante la necesidad de actualizar este etiquetado (creado en 1994) que introduce el gasto de energía de los productos, ha decidido ponerse más seria y endurecer los rangos que ahora irán desde la G (mayor gasto) hasta la A (menor), en vez de la D al A+++.

Lavavajillas, lavadoras, frigoríficos y dispositivos con pantallas electrónicas serán los primeros en dar el paso

Será a partir del 1 de marzo de este 2021 cuando lavavajillas, lavadoras, frigoríficos y dispositivos con pantallas electrónicas sean los primeros en dar el paso. Pasando todos aquellos electrodomésticos hasta ahora en lo más alto a la categoría C, no habrá por ahora casi ningún B  y ningún A para dejar hueco a la innovación del futuro, los colores tradicionales sí se mantendrán y todos los nuevos productos en tienda irán desde esa C hasta la 'G', que será raro de ver por su excesivo gasto.

Además, la UE obligará en septiembre a los sistemas de iluminación a adoptar el nuevo etiquetado que será ya decisivo a principios de 2022 con los aires acondicionados y secadoras, últimos en dar el paso. Todo con un periodo de transición de dos semanas, en el que fabricantes y vendedores deberán actualizar sus nuevos electrodomésticos, los viejos seguirán manteniendo la clásica pegatina.

Más información

Junto a la nueva letra, que no se revisará hasta que el 30% de los nuevos productos sean A o el 50% A o B, la UE también ha introducido nueva información en las etiquetas. Es lo referente a datos sobre el agua utilizada por ciclo de lavado, la capacidad de almacenamiento o el ruido, entre otros. Además, incluirán un código QR que los usuarios podrán escanear para obtener información adicional sobre el producto. 

Este código será la principal novedad y llevará directamente a la base de datos europea de productos para el etiquetado energético (EPREL), donde irá apareciendo información desde el citado 1 de marzo de 2021.

Por último, habrá pequeñas variaciones dependiendo del tipo de electrodoméstico así como un nuevo método de cálculo por lo que podría haber al principio productos similares con un consumo anual diferente. Sea como fuere, los vendedores también estarán obligados a suministrar las fichas de información del producto en formato electrónico para hacer más comprensible el nuevo etiquetado.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ULT que me aptc
A Favor
En Contra

Lo que hay que hacer es cambiar las cosas cada 5 minutos para volver loco al personal. Igual que la declaración de hacienda y muchas cosas mas.

Yo me hacía la declaración de hacienda personalmente desde el año 75 (cuando se hacía en papel) y no había año que no cambiaran algo.

Leches no podéis dejarlo quieto aunque sea 3 años. Pues no.

Puntuación 0
#1