Movilidad del futuro

La sostenibilidad, el mayor reto de Correos

  • La compañía logística trabaja por una movilidad sostenible, inteligente, social y consciente.

Correos quiere ser una compañía verde. La emergencia climática y las graves consecuencias del deterioro del medioambiente están en el centro de la actividad de las empresas, que entienden que la economía no puede avanzar sin la sostenibilidad. Porque no hay un planeta que sustituya al nuestro; es imprescindible preservarlo.

Por eso en la compañía logística han elaborado un plan de acción en torno a la movilidad, eje de toda su actividad empresarial y uno de los puntos en los que más se puede incidir a la hora de fomentar la sostenibilidad.

Las ambiciones y los retos que se han marcado de aquí a 2030 se pueden resumir en cuatro puntos fundamentales: ser neutros en carbono, ser residuo cero, llegar al 50% de la flota alternativa y fomentar el valor local. Objetivos concretos y medibles, y para cuya consecución Correos tiene claras algunas acciones: reducirán las emisiones de C02 y compensarán las que no sea posible erradicar mediante inversiones en proyectos y empresas cuya actividad ayude a la recuperación medioambiental, por ejemplo. Reciclará toda la basura que produzca apoyando así además la economía circular. Y el fomento del valor local lo logran poniendo el foco en el entorno rural, uno de los mayores compromisos de Correos.

Correos ha iniciado la digitalización de 2.295 puntos de atención al público en zonas rurales

Movilidad social y consciente

Para alcanzar la ambición y los retos propuestos en el plazo de menos de diez años, Correos aboga por una movilidad sostenible, inteligente, social y consciente. Para ello cuenta con una de las flotas más numerosas de España, con cerca de 1300 vehículos eléctricos, y todos ellos se recargan con energía 100% renovable, con Garantía de Origen. 

En lo relativo a la movilidad y a lograr que sea más sostenible hay una apuesta por las tecnologías alternativas y los nuevos modos de transporte. El 26% de las rutas regulares de larga distancia tienen el distintivo ECO, y el 100% de la electricidad que adquiere la compañía tiene el sello de Garantía de Origen, que asegura que viene de fuentes que respetan la sostenibilidad medioambiental. 

Pero nada hay más sostenible en materia de transporte que el más distintivo de los empleos de impacto medioambiental cero, y el más icónico de los servicios ofrecidos por Correos: el cartero a pie. Más de 30.000 profesionales que realizan el reparto caminando, recorriendo 44.000 kilómetros todos los días por todo el territorio nacional. Sin emisiones directas. Completamente ecológico.

Correos ha iniciado la digitalización de los 2.295 puntos de atención al público en zonas rurales

La movilidad en Correos se apoya en la tecnología para planificar y optimizar las rutas mediante la exploración continua de soluciones más innovadoras; y porque mediante la robotización y la digitalización mejora procesos, al incorporar herramientas de inteligencia artificial. 

Lo que hace inteligente la movilidad de la flota y el equipo de Correos es también la formación que da a sus empleados y empleadas en una conducción eficiente y segura. Y esta formación puede conseguir un ahorro del 15% en el consumo.

La de Correos es una movilidad local sobre todo porque la empresa apuesta por el emprendimiento rural y la fijación de la población gracias a su red rural y a Correos Market. Tiene la red más accesible del sector con más de 6.000 servicios rurales y más de 2.300 centros de productos y servicios que conforman 8.381 puntos de acceso. La red rural recorre a diario más de 320.000 kilómetros.

Y por último, la movilidad promovida por Correos es una movilidad consciente porque apuesta por vehículos con tecnologías alternativas que se ajusten a las rutas que deben realizar. Quizá sus entregas no sean inmediatas, pero insisten en que la inmediatez tiene en la actualidad una fuerte dependencia de los combustibles fósiles, por lo que recuerdan que el coste de la impaciencia es climático. Además, Correos no deja a nadie atrás, lo que contribuye a una transición justa y responsable. 

Las herramientas

Para lograr esta movilidad sostenible, inteligente, local y consciente, Correos tiene varias herramientas. En primer lugar han elaborado un Plan de Movilidad que facilitará la transición a una flota aún más sostenible, contribuyendo a posicionar a Correos como referente. Además la implementación de un modelo de movilidad sostenible e inteligente se llevará a cabo con acciones clave tanto a nivel de empleados como de acciones, proveedores y clientes. 

Correos se adelanta a las tendencias del sector: participa y lidera proyectos europeos y nacionales de I+ D+I que apuestan por tecnologías y modelos de reparto más innovadores, como es el caso de POSTLowCIT, SENATOR, ECOGATE, o DELOREAN, entre otros. Porque la Investigación es el pilar fundamental de la innovación y la transformación hacia un mundo más sostenible en todos los ámbitos.

Correos pone a las personas por delante y al planeta en el centro. La consciencia de que el impacto que generamos es responsable de nuestro futuro y  de que cada gesto, por pequeño que parezca, cuenta, está presente en cada decisión estratégica que se toma desde el operador logístico de referencia. 

Por ello van a hacer una transición a una flota alternativa que no deje a nadie atrás, que incluya a proveedores y fabricantes, siempre teniendo en cuenta la viabilidad del mercado. Porque ambos propósitos son complementarios, y crecer y evolucionar como empresa y hacerlo de una forma sostenible no solo es posible sino que es el camino al éxito. 

Correos ha iniciado la digitalización de os 2.295 puntos de atención al público en zonas rurales

Acciones como incrementar la entrega efectiva en el primer intento, para lo que Correos ha introducido soluciones innovadoras como Citypaqs o Correos Modify, que permite adaptar la entrega a las necesidades de la persona en tiempo real, tienen el objetivo de  contribuir a mejorar la calidad del aire tanto en las ciudades como en el entorno rural. 

Porque en la protección del planeta cada gesto cuenta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.