Motor

Audi desvela su automóvil más potente jamás fabricado: 925 caballos bajo el capó

  • El RS Performance llega junto al nuevo S y el renovado RS.
  • La potencia luce acorde a la capacidad de carga rápida.
  • Ya se admiten pedidos desde el momento de la publicación de este artículo.

Audi anunciaba hace unos días que presentaría su modelo más potente hasta la fecha, ahora lo conocemos, y sabemos que es el nuevo e-tron GT RS Performance, un coche 100% eléctrico con 925 caballos.

Audi siempre ha sido pionero en tecnología, si no que se lo digan a la tracción a las cuatro ruedas, el diésel o la hibridación en competiciones como las 24 Horas de Le Mans o el Rally Dakar. Ahora, la marca ha querido ir más allá y fabricar su modelo más potente hasta la fecha, el e-tron GT que conocíamos, llega con un facelift y nuevas versiones como la S o la radical RS Performance.

El buque insignia dentro de los eléctricos de la gama de los cuatro aros, se actualiza con mejor autonomía, rendimiento, carga y un comportamiento más dinámico al volante, además de nuevos elementos de diseño como la identidad corporativa presente en los aros bidimensionales.

En el S y RS, el motor del eje delantero entrega 239 CV (176 kW) mientras que el trasero rinde 564 CV (415 kW), haciendo un total de 679 CV (500 kW) en el S y 856 CV (630 kW) en el RS. En el RS Performance, la potencia asciende hasta los 925 CV (680 kW). Esto permite hacer un 0-100 km/h en 3,4 segundos en el caso del S, 2,8 segundos en el RS y 2,5 segundos en el RS Performance, con una velocidad máxima limitada a 245 km/h en el S y 250 km/h en el RS.

Las baterías tienen una capacidad bruta de 105 kWh, 97 neta, con una potencia disponible a través de la frenada regenerativa de 400 kW (frente a los 290 anteriores). Estas baterías y el aumento de potencia máxima de recarga a 320 kW (aumenta 50 con respecto al anterior) permiten recargar 280 km de autonomía en 10 minutos, y tener una autonomía máxima de 609 km en los tres modelos.

En el caso del S e-tron GT se percibe un diseño más elegante a la par que mantiene la deportividad, con un frontal presidido por la máscara negra que rodea la parrilla singelframe en relieve, a su vez recubierta por una franja en color de la carrocería, además de las entradas de aire con una forma más marcada.

En el RS e-tron GT, la deportividad aumenta con respecto a la anterior versión, con un frontal con el singelframe invertido en nido de abeja (como en el resto de modelos RS de la marca) y los blades en forma de L en color de la carrocería. El RS e-tron GT Performance se convierte en el primer modelo eléctrico RS Performance de la marca de Ingolstadt, distinguiéndose del RS por su techo en carbono mate oscurecido (disponible en cristal que se puede hacer opaco con solo pulsar un botón), y elementos en camuflaje carbono diseñados en exclusiva para este modelo concreto, y visible en paragolpes, difusor o espejos retrovisores laterales.

En la capa de personalización, los colores disponibles son nueve, con El Gris Nimbo como color exclusivo para los RS y RS Performance, y el Verde Bedford para el Performance. Estos se pueden combinar con el clásico paquete negro que incluye aros, tomas de aire y difusor (en S e-tron GT) como elementos en este color, que aportan un toque más deportivo. Junto a los colores, las llantas disponibles de serie son de 20 pulgadas para las tres variantes del e-tron GT, pudiendo equipar de 21 pulgadas y seis radios, similares a las llantas AVUS de Audi de 1991.

En el interior, se ha rediseñado el volante y los asientos, además de contener nuevo contenido digital, o elementos como la luz de proyección al abrir la puerta con un rombo rojo o blanco según la versión. En el modelo S, existe la posibilidad de incluir las inserciones de madera, mientras que en el RS está disponible en camuflaje carbono mate.

El volante rediseñado incluye en los modelos un botón de "push to pass" como en los coches de la IndyCar, o como el sistema similar al que se pretende incluir en la Fórmula 1 donde Audi debutará en 2026, y que permite un incremento de 95 caballos (70 kW) durante diez segundos. En el caso de los asientos, el S equipa los asientos deportivos de serie, mientras que en los RS se puede sumar la función masaje, siendo las costuras en tono naranja, y en verde para el Performance.

El apartado digital protagonizado por el Virtual Cockpit, donde ver temperatura de batería o máxima potencia de carga, y en caso del Performance, seleccionar el velocímetro y potencia en blanco como en el RS2 Avant de 1994.

Los precios para la gama e-tron GT son: 130.280 para el modelo S, 153.830 para el RS e-tron GT y 166.900 para el RS e-tron GT Performance.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud