Motor

El Ayuntamiento de Madrid avisa a los conductores: no restringirá la circulación de coches con etiqueta B

ZBE de Madrid. Foto: EP.

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha advertido este miércoles que el Ayuntamiento no prevé "ninguna otra" medida restrictiva para vehículos en las zonas de bajas emisiones (ZBE) más allá de las ya anunciadas, por lo que los coches con etiqueta ambiental B podrán seguir circulando por la capital. Cuál es la multa por entrar a Madrid con un coche sin etiqueta.

Así lo ha expresado Carabante en la tercera jornada del simposio "Wake Up Spain 2024", organizado por El Español, Invertia y Disruptores, a una pregunta sobre si el Consistorio tiene previsto incluir a los vehículos B en las restricciones de las zonas de bajas emisiones.

"No tenemos previsto llevar a cabo ninguna modificación de la ordenanza que incorpore nuevas restricciones, porque las restricciones actuales permiten que cumplamos la directiva europea (de calidad del aire). Por tanto, estamos satisfechos con esas medidas, porque han alcanzado esos objetivos", ha dicho Carabante.

Según los datos que ha ofrecido, tan solo el "2,3% de todos los vehículos que circulan" por Madrid no tienen etiqueta (los conocidos como "A"), frente al "23% de la media nacional".

"Eso permite que Madrid tenga un 6% de vehículos CERO emisiones, muy por encima de la media nacional, y que sea la primera capital que supera los vehículos ECO a los vehículos B", ha explicado el delegado, y ha reiterado que el Ayuntamiento no prevé llevar a cabo ninguna otra medida de restricción "porque las que tenemos ya son suficientes".

Renovación de la flota

Carabante ha defendido que Madrid no considera las ZBE un "elemento limitativo" de la circulación, sino "un instrumento para impulsar la necesaria renovación de nuestra flota", y ha puesto en valor que las ZBE en Madrid "son progresivas para que ciudadanos y empresas puedan adaptarse a las restricciones y que se ha puesto el foco en los vehículos más contaminantes, los conocidos como A".

Asimismo, se han dado "alternativas", como las líneas de buses gratuitas que van por el distrito Centro, donde no pueden acceder determinados vehículos, y también se ha ayudado a empresas y familias "en la transición energética", con líneas de ayudas para "demostrar que la transición energética" también tiene que ser "socialmente justa".

Para Carabante, el principal reto que tiene Madrid por delante, ciudad en la que hay "trece millones de desplazamientos todos los días", es que la movilidad "pivote" en torno al transporte público.

Récord de transporte público

El transporte público madrileño vive "datos de récord" al haber superado el año pasado los datos de la serie histórica. Ahora, los retos en el ámbito del transporte público son la "electromovilidad" y la "integración de los modos de movilidad", ha dicho: "Tenemos que trascender esa vieja concepción de la intermodalidad entre el transporte público y el vehículo privado. Hay nuevos operadores de micromovilidad en la ciudad, esos operadores que tenemos que integrar".

También ha puesto el foco en el que tradicionalmente era un problema de Madrid, la congestión del tráfico. "Hace siete, ocho años los atascos eran permanentes, sobre todo en los accesos, pero la situación ha mejorado como demuestran datos muy esperanzadores", ha declarado.

Eso ha sido posible gracias al aumento del transporte público y la consecuente reducción del privado, sin obviar que el teletrabajo ayuda y que ha modificado los hábitos de circulación: así, mientras que el viernes y el lunes eran los días de más tráfico, con el teletrabajo han sido sustituidos por los miércoles.

El éxito de Madrid 360

Carabante ha defendido además que "el crecimiento verde no tiene que arrojar números rojos" siendo buen ejemplo de ello la "política de éxito" que supone la Estrategia 360, lo que le aleja tanto del "falso ecologismo de la prohibición" como de aquellos que postulaban no hacer nada.

"Desde 2010 se incumplía sistemáticamente. Cumplirla parece sencillo pero no lo han conseguido en 2023 ni París, ni Berlín, ni Londres ni Milán", ha alegado, tras rechazar las recetas de ese "falso ecologismo que todo lo soluciona restringiendo la circulación" ni siguiendo las de "los que decían que no había que hacer nada porque no había solución".

Madrid "cumplió en 2022 y 2023 con los mejores datos y hoy se registran los mejores de calidad del aire de toda la serie histórica sin que la ciudad se haya parado", ha remarcado Carabante. "El crecimiento verde no tiene que arrojar números rojos", ha defendido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud