Motor

El número en los neumáticos que interesa a tu bolsillo

  • Aprende a saber cuánto te van a durar los neumáticos
  • El neumático está lleno de códigos, pero los que preocupan para la ITV no lo cuentan todo

De todos los códigos y números que aparecen en el flanco de los neumáticos, hay uno que influye directamente en tu bolsillo. Te explicamos, además, como ahorrar desgastándolos menos… incluso si ese número no es favorable.

No te vas a creer que ese número siempre haya estado ahí, en todos los neumáticos que has usado en tu coche, y todavía no lo supieras. De hecho, no es obligatorio que los fabricantes lo expongan, pero la gran mayoría de marcas lo muestran: es su escaparate, donde pueden anunciar lo bien que trabaja su departamento de ingeniería y de química. En un neumático, todos negros y redondos, ¿cómo pueden publicitar lo buenos que son, y mejores que la competencia? No pueden poner letreros, figuras llamativas sobre el neumático, su única vía es grabar sus mejores características sobre el flanco del neumático.

No te fijes en los números más grandes. Esos se refieren a las dimensiones del neumático. Te los vamos a explicar, porque estos números son los que más preocupan al comprador, puesto que se incluyen en la tarjeta de inspección del vehículo. De este modo, cada vez que el vehículo debe pasar por la ITV, se fijarán en que esos códigos coincidan con los de los neumáticos que incorpora el coche en ese momento (y mirarán que estén en buen estado, por supuesto).

En los números más grandes se marca la dimensión, que no tiene relación con las características técnicas del neumático
En los números más grandes se marca la dimensión, que no tiene relación con las características técnicas del neumático

El código que te importa

Por alguna razón, ni siquiera en muchas webs que venden neumáticos te informan de este código que te vamos a ayudar a encontrar, por lo que, en la mayoría de los casos, deberás tener el neumático físicamente delante o preguntarle al especialista. Es más, en el EPREL (Registro europeo de productos para el etiquetado energético), que es obligatorio en Europa desde mayo de 2021, tampoco se incluyó.

El código está a continuación de un nombre: "Treadwear". Busca "Treadwear" en el flanco de un neumático cualquiera, entre toda la abundante información que moldean los fabricantes sobre el neumático. Significa "desgaste de la banda de rodadura". Ya puedes imaginar por qué resulta interesante para el bolsillo. Te permite comparar, entre distintos neumáticos, cuál se desgasta antes, sometidos a las mismas condiciones.

La información de Treadwear suele ir agrupada esta información a otros dos códigos, por si te pueden ayudar a localizarlo más rápido:
La información de Treadwear suele ir agrupada esta información a otros dos códigos, por si te pueden ayudar a localizarlo más rápido: "Traction" y "Temperature".

Treadwear aparece junto a "Traction" y "Temperature". No es difícil traducir ambos términos, pero no es fácil entender plenamente su significado y sus implicaciones. Especialmente, porque van interrelacionadas. Afectan ligeramente al desgaste, aunque solo en determinados usos y circunstancias. Si detectamos que este post os gusta (que en internet se mide todo) los explicaremos en otra ocasión, pero ya es para afinar mucho.

Código UTQS: aquí está cuánto se desgastará

Treadwear viene acompañado de unos números. Ahí está la clave. El organismo que vigila la seguridad en las vías interurbanas en EE.UU. definió un parámetro de desgaste, que llamó UTQS (de "Uniform Tire Quality Grade", en inglés). Por eso no es obligatorio incluirlo en los neumáticos que se venden en Europa, aunque los buenos, quieren presumir de ello y lo muestran.

Este UTQS es el número de tres dígitos que va detrás de Treadwear. Cuando lo desarrollaron (los neumáticos eran muy malos por entonces) al valor estándar de duración del neumático le dieron el valor 100. El peor en la época era 60. Hoy en día, un neumático muy blando, que se desgasta rápidamente, tiene un valor de 220. Cualquiera imaginaría que ese neumático duraría 2,2 veces más que aquél antiguo neumático… pues no exactamente, pero casi: los técnicos se tienen que hacer necesarios (es broma, seguro que hay otras razones, incluso físicas, como el comportamiento no lineal de la goma).

No hay que jugar con el desgaste, porque compromete la seguridad en mojado (y aumenta el riesgo de pinchazo)
No hay que jugar con el desgaste, porque compromete la seguridad en mojado (y aumenta el riesgo de pinchazo)

¿Cuántos kilómetros haré según el número de Treadwear?

Existen tablas genéricas que relacionan este índice UTQS con el kilometraje, pero por sí solas no sirven. Es imperativo corregir con las condiciones de uso, mediante un factor multiplicativo. Incluso hay fórmulas que dan esa relación duración-UTQS de forma específica para cada fabricante de neumático.

Hay dos aspectos importantes, generales: Lo primero es que, cuanto mayor el número, mayor la duración del neumático. Hoy se pueden encontrar neumáticos con un UTQS de hasta 500. Lo segundo es que si el UTQS es un XX por ciento mayor, la duración en kilómetros esperable también será ese XX por ciento mayor. Esto te sirve cuando cambies los neumáticos por otros nuevos. Si llegaras a taller con unos neumáticos 240 gastados y pusieras unos 360 (un valor un 50% más alto), los nuevos deberían durarte un 50 por ciento más de kilometraje; y viceversa.

Te pondré un ejemplo verídico. Si lees "Treadwear 400", las tablas dicen que el neumático duraría 67.000 km. ¿Te lo crees? Yo tampoco. Pero un coche de mi familia acaba de pasar la revisión de los 60.000 y el jefe de taller indicó que tenía para 7.000 km más… ¡y tenía código de 340, de neumático que debería durar bastante menos que el de 400! Te lo explico.

La persona que lo conduce arranca en cuanto se pone en verde, pero acelera con una disgustante parsimonia, aunque luego acaba rodando igual o más deprisa que el resto. Al llegar a los semáforos, levanta el pie mucho antes, de manera que para terminar de detener el coche frena poco, y muy flojo. Tampoco rueda por encima de los límites de velocidad en autopista, lleva algo de sobrepresión en los neumáticospara cuando lleve el coche cargado con el equipaje de los nietos… aunque vaya siempre descargado. La mayoría de la conducción es en ciudad, sobre buen firme, asfaltado. En las curvas, entra muy despacio, para no se mareen los chicos. En conclusión, tal como conduce, ese factor multiplicativo según el uso, no perjudica la duración, sino que cuida los neumáticos mejor que en la prueba del organismo oficial americano. Y por eso duran más.

Conduce así para que duren más los neumáticos

Casi sin querer, te hemos dado las claves de cómo conducir para que los neumáticos duren más. Más que sacarles jugo, les da masajes e incluso están gastados uniformemente (a pesar del sobreinflado). Por supuesto, conduciendo así, el consumo global de combustible que muestra el cuadro con los últimos 9.999 km está por debajo de los consumos homologados. Y cuenta que en el taller se sonrieron al revisar el estado de los frenos.

Acelerando y frenando con parsimonia, se desgastan poco los neumáticos… y se consume mucho menos
Acelerando y frenando con parsimonia, se desgastan poco los neumáticos… y se consume mucho menos

A modo de referencia, hemos hecho los cálculos de cuánto habrían durado los neumáticos en caso de una conducción enérgica, aunque sin superar los límites de velocidad, opuesta a la de este familiar. Introduciendo ese factor de disminución, sus neumáticos, en su coche, se habrían gastado en solo 22.000 km, en lugar de los 60.000 que ya lleva, más los que le queden.

Por eso también se permite los neumáticos más caros (y, supuestamente, los mejores en caso de frenada de emergencia, una esquiva o en agua) porque dice que le dan seguridad. Le cuestan un 50 por ciento más caros, pero a él le duran 2,5 veces más (y con suerte, llegará a 3 veces más) y le salen a 1,3 euros cada 1.000 km ¡y se siente más seguro con sus neumáticos de altas prestaciones!

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud