Motor

Kia EV Experience, o cómo viajar con un coche eléctrico

  • Los Kia EV6 y EV9 fueron los protagonistas de esta experiencia

Si todavía eres de los que piensa que no se puede viajar con un coche eléctrico, junto a los Kia EV6 y EV9 vamos a descubrir que si se planifica el viaje y realizando algunas paradas, te puedes ir tranquilo de vacaciones con un coche CERO emisiones.

Desde Kia nos han invitado a comprobar si es verdad el mito de que no se puede viajar con un coche eléctrico. Para ello nos montamos en dos de sus modelos 100% eléctricos, el EV6 y el EV9, con dirección a Burgos y de vuelta a Madrid para poder realizar esta prueba. En total, unos 400 kilómetros.

Una distancia que se podría haber hecho realizando únicamente la carga inicial, aunque eso sí, habriamos llegado de vuelta muy justos a Madrid. Por ello y como se suele hacer en cualquier viaje, realizamos dos paradas a medio dia y a la hora de comida, en las que aprovechamos para cargar los vehículos.

Estas paradas estuvieron planificadas, algo que siempre hay que hacer cuando vas a viajar con un eléctrico para ver dónde puedes cargar tu vehículo a medio camino en tu desplazamiento. Después de estas paradas, no muy largas, y con los coches al 100% continuamos con la ruta. Por lo que, ¿se puede viajar con un eléctrico? Sí, pero todavía queda tiempo para poder hacer grandes tiradas sin necesidad de parar a cargar tu vehículo. ¿Quieres conocer más sobre nuestra experiencia?

Vayamos al principio para saber algunos datos del coche. Si hablamos del EV6, esta era la versión GT-Line, con 325 CV de potencia, una batería de 77,4 kWh, que homologa 506 km de autonomía en WLTP y un consumo de 18 kWh cada 100 km. Respecto al Kia EV9, también GT-Line, tiene 385 CV, una batería de 99,8 kWh, 505 kilómetros de autonomía en WLTP y un consumo de 22,8 kWh cada 100 km. Ambos están basados en la misma plataforma, la E-GMP.

El Kia EV6, en la prueba

En la ruta dirección a Burgos, salimos con el Kia EV6 y el cuadro de instrumentos marcaba 415 kilómetros de autonomía con el coche cargado al 100% (91 kilómetros menos que el WLTP). En este recorrido quisimos viajar en unas condiciones normales, en las que circulamos a la velocidad máxima de la vía y no por debajo de esta para intentar ahorrar batería.

Tras recorrer 140 kilómetros, llegamos con el 65% de la batería y 258 kilómetros de autonomía restante (unos 17 kilómetros de autonomía de pérdida) para cargar los vehículos, de nuevo hasta el 100%. Eso sí, gracias a la gran capacidad de carga de 240 kW en corriente continua, en apenas unos minutos ya estaban todos los coches cargados al 100%. Aunque en este caso cargamos a una potencia menor, a 240 kW, este coche puede cargarse del 10 al 80% en solamente 19 minutos. Respecto al EV9, su capacidad máxima es de 210 kW y a esta misma potencia, lo hace en 24 minutos.

Tras la parada seguimos nuestra ruta hasta Burgos donde quedaban unos 90 kilómetros y llegamos con un 75% de la batería cargada. El EV6 es un coche muy cómodo de conducir donde los kilómetros al volante no pesan para nada. Tiene un ajuste muy adecuado de dirección y la suspensión y puedes ajustar los modos de recuperación de energía (cuatro) a partir de levas, que hacen la conducción más divertida. Sobre la potencia, cuenta de sobra para poder hacer cualquier adelantamiento en carretera.

Más cosas que me gustaron fueron las cámaras de los retrovisores, que con la activación de los intermitentes puedes ver en la instrumentación, lo que se vería por el espejo sin apenas mover los ojos de la carretera. Hablando de la disposición de pantallas, me parecen muy adecuadas y con un buen tamaño sin llegar a molestar. La climatización a partir de botones físicos es un buen punto, al igual que el techo solar que aporta algo más de luminosidad al interior. Las plazas traseras cuentan con un buen espacio para las piernas.

Algunas cosas que no terminan de convencerme es la visión delantera lateral hacia la izquierda que debido al pilar A (donde también encontramos los altavoces) y a un gran espejo retrovisor con un diseño aerodinámico que ocupa más espacio aún, la visión en ese punto no es demasiado buena. También son algo incómodos los ruidos de avisos de salida de carril o del ángulo de punto muerto, aunque estos se pueden desactivar desde el menú.

Turno del Kia EV9

Una de vez de vuelta dirección Madrid, en este caso tocó conducir el Kia EV9, saliendo con el 98% de la batería cargada y 437 kilómetros de autonomía (58 km menos que la autonomía WLTP). En este caso fuimos hacia nuestro destino sin realizar paradas de carga y llegamos con algo menos de un 40% de la batería por lo que llegamos con unos 170 kilómetros de autonomía restantes.

Respecto al Kia EV9, me parece que también cuenta con ese punto de suspensión y dirección que son muy cómodos a la hora de viajar. Este vehículo cuenta con una tercera fila de asientos que hace que sea muy versátil, al igual que dos techos solares separados para contar con una mayor visibilidad en las partes traseras. También cuenta con una mayor visibilidad en el puesto de conducción y la disposición de las pantallas es similar a la del EV6.

Eso sí, respecto a los puntos negativos, los sonidos y avisos son aún mayores, lo que hacen la conducción sea un tanto incómoda, aunque se pueden quitar, como en el EV6, cada vez que arrancas el vehículo.

Finalmente mencionar que después de esta experiencia, está claro que es posible viajar con un coche eléctrico, eso sí, planificando bien la ruta, viendo dónde cargar tu vehículo y tomándote el viaje con algo más de calma, ya que, los cargadores pueden retrasarte debido a que estén ocupados o que carguen a una potencia menor de la establecida porque tengan que distribuir la potencia si hay más coches cargándose.

Las velocidades de carga cada vez son más rápidas y la infraestructura es mejor (aunque todavía queda trabajo en este sentido), lo que permite hacer este tipos de viajes con coches EV. Hablando de la infraestructura de cargadores, Kia, está creando la suya propia donde los propietarios de un coche Kia podrán cargar sus vehículos en concesionarios Kia. El proyecto incluye 50 puntos de 150 kW y uno de carga ultra-rápida de 350 kW. Durante el primer año después de la compra de un nuevo Kia, los usuarios podrán cargar gratuitamente en estos puntos carga.

También gracias a la App Kia Charge, tienes a disposición los puntos de carga donde cargar tu vehículo con más de 15.000 puntos en España y más de 680.000 en toda Europa. Finalmente mencionar los proyectos de futuro de Kia donde se esperan que lleguen el EV2, EV,3, EV4 y EV5 durante los próximos años al igual que la nueva línea de negocio a partir de vehículos comerciales eléctricos llamados PV. Respecto a números, Kia espera vender para 2030 4,3 millones de vehículos en todo el mundo y que de estos, 1,6 millones, sean vehículos 100% eléctricos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud