Motor

El grupo Audi recorta sus beneficios un 12% en 2023 pese a lograr récord de ingresos

  • El beneficio operativo del consorcio alemán cae un 16,8%, hasta los 6.280 millones
  • El consorcio invertirá 41.000 millones hasta 2028 y tres cuartas partes irán a electrificación y digitalización
Gernot Döllner, consejero delegado del grupo Audi, y Jürgen Rittersberger, responsable de Finanzas, Asuntos Legales e IT del grupo. Foto: Audi AG
Ingolstadt (Alemania)icon-related

El grupo Audi, que engloba a la marca homónima, Lamborghini, Bentley y Ducati, redujo un 12% su beneficio en el año 2023. El consorcio alemán acumuló un beneficio de 6.260 millones de euros. Un descenso que se explica por las condiciones del mercado en el que se desenvolvió el grupo en 2023.

Entre estas condiciones destaca el incremento del precio de las materias primas. Asimismo, el beneficio operativo del grupo Audi en 2023 se recortó un 16,8% en comparación con el ejercicio anterior, hasta alcanzar los 6.280 millones de euros.

El margen operativo del grupo Audi en 2022 se situó en el 12,2%. De cara a este año, las previsiones del consorcio se situaban en lograr entre el 9% y el 11%. En 2023 cumplió con sus previsiones, al haber cerrado el ejercicio con un margen del 9%. Además, el flujo de caja neto del grupo Audi en 2023 se situó en los 4.740 millones de euros, un 1,4% menos que al cierre de 2022.

Gernot Döllner, consejero delegado del grupo Audi, ha reconocido en la conferencia anual de prensa que, "nos estamos posicionando para el futuro desde el punto de vista económico, tecnológico y estratégico, sacando al mercado nuestros productos uno a uno". El directivo alemán ha recordado que de cara a 2027 la marca Audi contará con un modelo eléctrico en cada uno de sus segmentos. De hecho, la marca de los cuatro aros lanzará hasta 20 modelos en los próximos dos años, lo que supone la mayor ofensiva de producto de la marca.

En cuanto a la facturación, el grupo Audi volvió a cerrar con récord en 2023. El consorcio alemán ingresó el año pasado un total de 69.865 millones de euros, lo que supone un 13,1% más en comparación con el ejercicio anterior. Una situación que obedece al sólido desempeño de las ventas, la alta demanda y una situación más estable en la cadena de suministro.

En lo que a entregas de vehículos se refiere, estas se situaron en las 1.918.912 unidades, un 17,1% más en tasa interanual. Las entregas crecieron en todas las regiones a doble dígito. En el caso de Europa, las entregas de vehículos del grupo Audi se situaron en las 754.549 unidades, un 19,4% más en tasa interanual. Buena parte de culpa de este incremento la tuvieron los principales mercados del Viejo Continente. Lideró estos crecimientos Reino Unido, con alzas del 24,2%, seguido de Italia (+19%), España (15,6%) y Francia (+12,7%).

China, por su parte, elevó las ventas de vehículos un 13,2%, hasta las 732.893 unidades, al tiempo que en Estados Unidos se comercializaron 235.178 vehículos, un 21,5% más frente a 2022.

Por marcas, Audi comercializó el año pasado un total de 1.895.240 vehículos, lo que supone un incremento del 17,4% en comparación con el año anterior. Bentley, por su parte, recortó las entregas un 10,6% en 2023, hasta situarlas en las 13.560, al tiempo que sus ingresos cayeron un 13,1%, hasta los 2.938 millones de euros. De otra parte, Lamborghini sumó su tercer ejercicio consecutivo con récord de entregas, con 10.112 unidades comercializadas, un 9,5% más que en 2022, mientras que los ingresos crecieron un 12,1%, hasta los 2.663 millones de euros. Asimismo, Ducati tuvo un descenso en las entregas del 5,4%, hasta las 58.224 unidades comercializadas, mientras que su facturación se redujo un 2,2%, hasta los 1.065 millones de euros. Además, las entregas de modelos completamente eléctricos por parte de la marca Audi crecieron un 51% en comparación con 2022, hasta alcanzar las 178.429 unidades.

En cuanto a la producción, el grupo Audi, que cuenta con 22 plantas en todo el mundo, la incrementó un 14,1% el año pasado, hasta alcanzar los 1.960.597 vehículos. En el caso de España, donde el consorcio produce el Audi A1 en la factoría de Martorell (Barcelona) desde octubre de 2018, esta se situó en las 64.890 unidades, un 10,3% más frente a 2022. La factoría alemana de Ingolstadt volvió a ser la que más modelos produjo para Audi, con un total de 403.874 vehículos, un 21,3% más que un año antes.

El grupo Audi cerró el año pasdado con una plantilla de 87.736 empleados, lo que supone 260 menos que un año atrás. Jürgen Rittersberger, miembro del Consejo de Administración de Audi AG, Finanzas, Asuntos Legales e IT ha explicado que grupo planea lograr un margen operativo del 14%. Para lograrlo, "estamos buscando dónde podemos ser más ágiles y eficientes, dónde podemos eliminar procesos innecesarios y reducir la complejidad. En lo que respecta a los costes, nos estamos centrando especialmente en los costes variables".

Inversiones de 41.000 millones de euros hasta 2028

De cara a los próximos años, el grupo Audi tiene claro por dónde tiene que pasar su estrategia: electrificación y digitalización. Así las cosas, para el periodo 2024-2028 el consorcio alemán invertirá 41.000 millones de euros en estas dos áreas.

Del monto total , el grupo Audi destinará el 72% del total, unos 29.500 millones de euros, al desarrollo de vehículos eléctricos y digitalización. El 28% restante, unos 11.500 millones de euros, se quedarán para el desarrollo de modelos de combustión, híbridos enchufables y otros.

Para 2024, el grupo Audi prevé comercializar en todo el mundo entre 1,7 y 1,9 millones de unidades. En cuanto a la cifra de negocio, el consorcio alemán estima lograr entre 63.000 y 68.000 millones de euros, al tiempo que estima lograr un margen operativo de entre el 8% y el 10%.

El grupo también prevé que el flujo neto de caja al cierre de 2024 se situará entre los 2.500 y 3.500 millones de euros, mientras que el ratio de inversión oscilará entre el 11% y el 13%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud