Motor

La producción mundial de vehículos y las ventas superan en 2023 los niveles prepandemia

  • La producción crece un 10%, hasta las 93,5 millones de unidades
  • España recupera la octava posición mundial como fabricante de vehículos
  • Las ventas de vehículos el año pasado crecieron un 12%
Una campa con coches nuevos. / iStock
Ingolstadt (Alemania)icon-related

La recuperación de la industria del automóvil avanza a pasos de elefante. El sector se ha visto afectado por los parones productivos tras la llegada de la pandemia, las consecuencias derivadas de ella, la falta de semiconductores, la guerra de Ucrania, la inflación, el alza de los tipos de interés, la guerra de Israel en Palestina y las consecuencias de este conflicto.

Todas estas vicisitudes que ha vivido el sector automotriz desde 2020 hasta la fecha parecen haber sido superadas en 2023. Y es que tanto la producción mundial de vehículos, así como las ventas, superaron las cifras previas a la pandemia, según datos de la Organización Internacional de Productores de Vehículos (Oica, por sus siglas en inglés) a los que ha tenido acceso elEconomista.es.

En lo que a producción se refiere, la fabricación mundial de vehículos el año pasado se situó en las 93,5 millones de unidades. Un guarismo que supone un incremento del 10% en comparación con el ejercicio anterior. No solo eso, ya que esta cifra también equivale a un alza del 1,5% en comparación con 2019, ejercicio previo a la pandemia, cuando se llegaron a fabricar en todo el mundo 92,1 millones de vehículos.

Entre los 10 principales países productores de vehículos, tan solo ha habido un cambio relevante: España recuperó la octava posición como fabricante de vehículos, posición que no ocupaba desde 2020. China se mantuvo como el principal fabricante de vehículos, con un total de 30,1 millones de unidades producidas, un 11,6% más en comparación con 2022, y un récord productivo. De hecho, el gigante asiático ensambla más de tres de cada 10 vehículos que se produjeron en 2023.

En segunda posición se situó Estados Unidos, con 10,6 millones de unidades fabricadas, un 5,4% más en comparación con 2022. Pese a este incremento, las cifras de producción previas a la pandemia no se han alcanzado en Estados Unidos, ya que por aquel entonces fabricó un total de 10,8 millones de unidades. El podio lo cerró Japón. El país del sol naciente fabricó el año pasado un total de 8,99 millones de vehículos, un 14,8% más frente al ejercicio anterior. No obstante, esta cifra no supera el guarismo previo a la pandemia, cuando Japón llegó a fabricar 9,68 millones de vehículos.

Fuera del podio se quedó India, donde se produjeron un total de 5,85 millones de vehículos, un 7,2% más en comparación con 2022.

Las ventas se recuperan

Otro aspecto destacable es el de las ventas. Ahora bien, hay que cogerlas con cautela, dado que no todos los países han reportado estas cifras. Así, si hay 35 asociaciones de los países que forman parte de la Oica, tan solo 29 han reportado las cifras de venta de 2023.

Así, los 29 países que ha analizado la Oica vendieron el año pasado un total de 73 millones de vehículos. Esta cifra supone un incremento del 12% en comparación con el ejercicio anterior. Pero también supone incrementar las ventas que hicieron estos mismos 29 países en 2019, cuando llegaron a comercializar 72,1 millones de unidades. Ahora bien, si se tienen en cuenta las ventas de todos los países, la cifra escala hasta los 92,7 millones de vehículos vendidos, un 11,9% más en comparación con 2022 y un 0,7% más frente al ejercicio 2019.

Nuevamente, China fue el líder en ventas. En el país asiático se llegaron a vender 30 millones de vehículos, un 12% más en comparación con el ejercicio anterior y un 16,6% más en comparación con 2019, cuando se comercializaron 25,7 millones de unidades.

En Estados Unidos se vendieron el año pasado un total de 16 millones de vehículos, un 12,5% más en comparación con 2022. Pese a este incremento, el mercado estadounidense aún sitúa sus cifras de venta un 8,5% por debajo de los niveles prepandemia.

El podio lo cerró India. En el país asiático se llegaron a vender el año pasado más de 5 millones de vehículos, un 7,5% más en tasa interanual y un incremento del 33% en comparación con 2019.

Por regiones, en Europa se comercializaron un total de 17,8 millones de vehículos, un 18,7% más en tasa interanual y un 14,5% menos en comparación con 2019, ejercicio previo a la pandemia. América fue otro continente en el que no se lograron recuperar las ventas prepandemia. En América se vendieron el año pasado un total de 23,2 millones de vehículos, un 11,4% más que en 2022 y un 8,4% menos si se compara con 2019. En África se vendieron el año pasado 1,04 millones de coches. Un guarismo que equivale a un descenso del 2,4% frente a 2022 y del 12,5% en 2019. Llama la atención el incremento del mercado de Asia, Oceanía y Oriente Medio. El año pasado se vendieron en esta región 50,5 millones de vehículos, un 10,2% más en comparación con 2022 y un 13,4% más frente a 2019.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud