Motor

Volkswagen mejora el T-Cross, un SUV muy español de gasolina, que ya está a la venta por menos de 22.000 euros

Volkswagen pone a la venta en nuevo T-Cross, un SUV superventas que mejora en diseño y equipamiento, y que se fabrica en exclusiva para Europa en la planta de Navarra, cerca de Pamplona. Hasta allí hemos viajado para ponernos a los mandos del renovado modelo.

La marca Volkswagen apuesta por el segmento de los SUV. En dos años, ha renovado por completo su gama, con la llegada principios en 2022 del Taigo, el primer SUV coupé de la marca, con la actualización del T-Roc, la renovación del Touareg y con la llegada ahora al mercado de este actualizado T-Cross y en unas semanas del nuevo Tiguan. Oferta hay y para todos los gustos.

El nuevo T-Cross es un coche muy importante para Volkswagen. En 2023 se situó como el tercer modelo más vendido de la marca, con 9.667 unidades, por detrás de T-Roc y Taigo. Ahora se somete a un ligero lavado de cara con retoques en su diseño exterior, nuevo equipamiento y mejora de materiales.

El actualizado SUV llega ahora con renovado frontal y sistema de iluminación, con faros LED Matrix y proyección de luz en los espejos retrovisores. Detrás, se incorpora una línea iluminada en el portón trasero que une los nuevos faros con diseño 3D en forma de X.

Renovada trasera donde cobran protagonismo las nuevas ópticas.

El interior es cómodo y agradable, y uno de los más amplios de su categoría de SUV urbano. Los nuevos materiales, ahora más blandos y suaves al tacto, se agradecen. El cuadro de instrumentos se vuelve digital, y de serie es de 8 pulgadas y de 10,25 en el acabado más alto R-Line. En el centro se ubica la pantalla de 8 pulgadas, con opción de 9,2 pulgadas, y App Connect de serie.

En cuanto a asistentes a la conducción, el nuevo VW T-Cross ofrece el Travel Assist 1.0 con sistema de guiado longitudinal y transversal, asistente de aparcamiento, Front Assist y Lane Assist de serie, detector de ángulo muerto, cámara de visión trasera y ACC.

Un SUV muy versátil, solo de gasolina

El nuevo T-Cross se vende con los acabados T-Cross (nuevo en la gama), Life, MÁS y R-Line. En motores, sigue fiel a la combustión, ya que no cuenta con ninguna variante electrificada. Sus tres opciones de gasolina siguen siendo un tricilíndrico 1.0 TSI disponible en versiones de 95 CV y 115 CV (+5 CV respecto a la versión actual) y un cuatro cilindros 1.5 TSI de 150 CV exclusivo de la versión de gama alta. Según la versión, el T-Cross está acoplado a una caja de cambios manual o a una caja de cambios automática DSG de doble embrague.

Un coche agradable de conducir y con buen espacio.

Mide 4,13 metros de largo, y por su tamaño es un coche perfecto, sobre todo, para el uso en ciudad en el día a día, aunque en viajes no desmerece como hemos podido comprobar durante nuestra prueba de conducción por los alrededores de Pamplona. Con el propulsor de de 115 CV, combinado con el cambio automático DSG, el que hemos conducido, el T-Cross es agradable, cómodo y estable, y su habitáculo está bien aislado del ruido.

La banqueta trasera se puede deslizar 40 cm para ganar más espacio para el maletero que cubica entre 385 y 466 litros. Con los asientos traseros abatidos la cifra aumenta hasta los 1.281 litros.

La banqueta trasera se puede deslizar 40 cm.

El espacio de carga con el asiento delantero del copiloto abatido es de 2.398 mm de longitud, lo que nos permitirá llevar esquís, una tabla de surf… Aumenta el peso máximo que puede ir sobre el enganche para remolque desmontable (opcional) que pasa de 55 a 75 kilos.

Con los respaldos de los asientos abatidos, incluido el del copiloto, podremos cargar objetos de hasta 2,4 metros de largo.

Gama y precios para el T-Cross

El nuevo T-Cross ya está a la venta. Su precio de partida, para el acabado T-Cross 1.0 TSI de 95 CV y cambio manual de 5 velocidades, es de 23.970 euros, pero con el descuento de la marca y la financiación MyWay, la cifra baja hasta los 21.950 euros, un buen precio si tenemos en cuenta el equipamiento de serie que ofrece el modelo. La variante de nuestro contacto, el 1.0 TSI 115CV DSG7 velocidades, con el acabado Life, cuesta 28.240 euros, a los que podremos rebajar unos 2.000 euros por la oferta de la marca.

Desde el acabado base T-Cross, el renovado SUV llega de serie con llantas de acero de 16 pulgadas, barras longitudinales del techo en color negro Faros LED con luz de conducción diurna, grupos ópticos traseros en tecnología LED, Front Assist (controla la distancia con el vehículo que hay delante), Lane Assist (ayuda para el mantenimiento de carril), asistente de aparcamiento, volante multifunción de plástico, climatizador con filtro combinado activo, retrovisores exteriores con ajuste eléctrico y térmicos ,App-Connect Digital Cockpit de 8 pulgadas y tablero de instrumentos acolchado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud