Motor

Nueva encuesta que dice NO a la compra de coche eléctrico por la mayoría de los conductores…, esta vez británicos

  • El 66% de los conductores encuestados no se plantearía comprar un eléctrico

La intención de compra de coche no parece que vaya, por el momento, por el camino de los eléctricos. Tras el reciente informe del RACE, es ahora una financiera británica la que ofrece datos relevantes sobre la preferencia de los usuarios.

Como ya anunciamos hace unos días, según los datos del último informe del Observatorio RACE de Conductores, en la opción de compra de la mayoría de los conductores españoles el coche eléctrico no entraba en sus planes. Ahora, un estudio de la financiera británica Refused Car Finance afirma que el 66% de los conductores encuestados en el país anglosajón no se plantearía comprar un modelo eléctrico.

El objetivo de la encuesta de Refused Car Finance era conocer la opinión de los conductores sobre la compra y posesión de coches eléctricos (aunque la prohibición de los gasolina y diésel en 2035 todavía está lejos, es inevitable que los conductores tengan que invertir en un coche eléctrico en algún momento en el futuro). La pregunta planteada era si consideraban mejor comprarlo ahora y adelantarse a los acontecimientos. El informe ha revelado que muchos usuarios aún no están preparados para adoptar un vehículo de emisiones cero.

Precio, puntos de recarga y autonomía, aspectos que "castigan" al coche eléctrico

Alrededor de dos tercios de los conductores de vehículos no eléctricos afirmaron que no se pasarán a un eléctrico en un futuro próximo. Los coches eléctricos contribuyen a la mejora del medio ambiente, pero la encuesta sugiere que todas las virtudes que aporta esta tecnología no son suficientes para que los conductores hagan el cambio. Las principales preocupaciones de los automovilistas han sido el precio, la disponibilidad de puntos de recarga, en este caso en el Reino Unido, y la autonomía.

En España, según el Observatorio del RACE de Conductores, los motivos que no llevan a la compra de eléctrico son, por este orden, la limitación de autonomía (95,1%), el precio (81,8%) y el número y distribución de los puntos de recarga (74,8%).

Respecto a la autonomía, el 61% de los conductores británicos encuestados les preocupa este aspecto y pasar más tiempo recargando su vehículo que conduciéndolo. Cuando se les preguntó cuál creían que sería la capacidad media de autonomía de un coche eléctrico en 2024, el 40% dijo que entre 290 y 385 km, lo que resulta ser bastante exacto. En 2024, el kilometraje medio de un VE se situó en torno a las 340 km, según los datos de la financiera.

En cuanto a los puntos de recarga, a los conductores también les ha preocupado la falta de ellos y el miedo de no poder llegar a un cargador antes de que se agote su kilometraje. Actualmente hay más de 53.000 puntos de recarga disponibles en el Reino Unido (en España hay 25.180 puntos de recarga de acceso público instalados, a los que hay que añadir 8.869 puntos más que no están prestando servicio, según datos de Anfac), pero muchos conductores aún no están convencidos de que sean suficientes. Para animar a más automovilistas a decantarse por un vehículo eléctrico y alcanzar el objetivo Net Zero en 2025, el Gobierno británico pretende disponer de 300.000 puntos de recarga en 2030.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud