Motor

Gestamp logra un resultado récord de 162 millones en el primer semestre

  • El 'ebitda' se incrementó un 26,3% y alcanzó los 700 millones
  • Eleva su facturación un 28,7%, hasta los 6.273 millones
  • Logra el apalancamiento más bajo desde su debut en bolsa en 2017
Logo de Gestamp. Foto: eE

La multinacional vasca de componentes de automoción Gestamp ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto de 162 millones de euros, lo que supone un incremento del 38,4% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

El desempeño de la compañía en la primera mitad del ejercicio ha permitido alcanzar cifras récord a todos los niveles, tanto en términos de ingresos como de ebitda, ebit y de beneficio neto. Este comportamiento se ha visto impulsado por el crecimiento orgánico, los proyectos estratégicos anunciados en 2022 y la aportación de la recientemente adquirida Gescrap, ha apuntado la multinacional vasca.

En el segundo trimestre del año, la compañía logró un beneficio de 82 millones de euros, lo que supone un 13,8% más en comparación con los 72 millones alcanzados en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El resultado bruto de explotación (ebitda) entre enero y junio se situó en los 700 millones de euros, un 26,3% más en comparación con los 554 millones logrados en el mismo periodo de 2022. Entre abril y junio el ebitda de Gestamp se situó en los 363 millones de euros, lo que supone un 20,6% más en tasa interanual.

En términos de rentabilidad, el margen ebitda se situó en el 11,2% en el primer semestre de 2022, frente al 11,4% en el mismo periodo de 2022, debido al alza del coste de las materias primas. No obstante, si se excluye el coste de las materias primas, el margen ebitda fue del 12,4%. Así, en el segundo trimestre del año el margen ebitda de Gestamp se situó en el 11,6%, mientras que en el mismo periodo del año anterior alcanzó el 11,5%.

El resultado operativo (ebit) de la compañía en la primera mitad del ejercicio alcanzó los 364 millones, un 51,6% más en tasa interanual. Asimismo, el ebit de Gestamp en el segundo trimestre alcanzó los 191 millones, un 37,4% más.

La facturación en los seis primeros meses del año alcanzó los 6.273 millones de euros, un 28,7% más en comparación con los 4.871 millones de euros ingresados en el primer semestre de 2022. Así, en el segundo trimestre Gestamp tuvo unos ingresos de 3.129 millones de euros, un 19,6% más frente a los 2.615 millones de euros facturados en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco J. Riberas, ha explicado que "los resultados del primer semestre continúan la tendencia del 2022, alcanzando cifras récord que son el resultado de nuestra estrategia de diversificación geográfica, desarrollar soluciones altamente innovadoras para nuestros clientes y posicionarnos para liderar la electrificación de la movilidad que marcará el futuro de la automoción".

El máximo directivo también ha apuntado que "la disciplina operativa y financiera nos ha permitido obtener resultados históricos y continuamos ejecutando nuestra estrategia para alcanzar tanto los objetivos del año 2023 como los previstos para 2027".

En lo que a deuda financiera neta se refiere, Gestamp ha reducido entre enero y junio su deuda un 3,3% en tasa interanual, hasta situarse en los 2.224 millones de euros, mientras que en el mismo periodo del año anterior se situó en los 2.300 millones de euros. De hecho, esta cifra supone un apalancamiento de 1,6x deuda neta sobre ebitda, el nivel más bajo desde su debut en bolsa —allá por abril de 2017—.

Mantiene las previsiones

De cara al cierre del ejercicio, Gestamp ha reiterado su guidance. Así, la multinacional vasca prevé que la cifra de negocio se incremente a doble dígito. Asimismo, Gestamp prevé que su margen ebitda, excluyendo el coste de las materias primas, se sitúe entre el 12,5% y el 13%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud