Motor

Porsche Macan S, un buen deportivo SUV

  • La segunda generación del Macan mantiene la ausencia de versiones de gasóleo
  • El Macan S es la opción intermedia de la gama con un motor de seis cilindros
  • En 2023 llegará un nuevo Macan 100% eléctrico que convivirá con los actuales de gasolina
Es difícil encontrar un vehículo SUV más rápido y divertido que este Porsche Macan S

La prueba de esta semana corresponde a un gran deportivo, pero escondido bajo las formas de un modelo de estilo SUV. El Macan S, el preciado objeto de nuestra prueba, es un Porsche más, con su comportamiento dinámico muy deportivo, pese a su mayor altura al suelo. 381 CV de potencia y un precio de 84.000 euros.

Durante años, la oferta de Porsche fue muy limitada en cuanto a modelos, los legendarios 911 y algunos diferentes como el Boxster, los 928 o 944. Pero esto cambió con la llegada del Cayenne, el primer vehículo grande de Porsche, de estilo todocamino (en realidad era un todoterreno con marchas reductoras) y con motorizaciones diésel. Fue, entonces, una apuesta muy arriesgada, pero esa decisión ha hecho crecer a la marca exponencialmente.

Ahora Porsche ofrece una gama muy completa de modelos, todos marcados por la deportividad, pero con dos opciones de tipo SUV con el Cayenne y el Macan, con el Panamera como berlina grande y con las opciones más deportivas. Entre ellos el incombustible y legendario 911 a la cabeza, pero con los 718 Boxster y Cayman. Y si no fuera bastante con esta completa gama, con la electrificación ha llegado el primer Porsche cero emisiones, el Taycan, y su variante de carrocería de tipo familiar, el Cross Turismo.

Pero esto no queda aquí, ya que la gama de Porsche sigue creciendo y el próximo lanzamiento será un tercer modelo eléctrico, el Macan. Un coche nuevo, con nueva plataforma, aunque por sus dimensiones se puede asimilar al Macan que hemos probado ahora. Este modelo llegará el año que viene, pero lo más importante es que no supondrá el fin de los Macan de gasolina, que convivirán en el tiempo con el eléctrico.

En su interior encontramos una perfecta combinación entre deportividad y clase.

Esa es la razón por la que les traemos ahora la prueba del Macan S, la variante intermedia y creo que la más razonable de la gama. Esta segunda generación ofrece dos variantes de 4 cilindros, digamos de acceso, aunque gracias a sus 265 caballos y, sobre todo, al toque de los ingenieros de Weissach, ofrece el estilo deportivo que se exige a un Porsche.

Un SUV deportivo

Sin embargo, la versión más racional, diría, es la del Macan S porque gracias a su motor V6 de 381 caballos proporciona un comportamiento dinámico similar al de cualquier otro Porsche. Todo ello pese a que es más alto, 1,62 metros de altura, y también que su altura libre al suelo es de 20 centímetros. Es decir, una de las mayores que se pueden encontrar en el mundo del vehículo todocamino, pese a que es un vehículo pensado para rodar deprisa en carretera aunque con alguna opción para circular fuera del asfalto.

Por supuesto, por su tracción a las cuatro ruedas de gestión electrónica, por su elevado par motor disponible desde pocas vueltas y por su altura libre al suelo podría ser utilizado con frecuencia fuera del asfalto. Pero parece poco probable que alguien que se gaste 84.000 euros, sin contar los extras, vaya a internarse por un camino, aunque podría hacerlo perfectamente.

Su potente motor V6 Turbo le proporciona un dinamismo máximo en todos los trazados.

El cliente de un Porsche lo que busca es rodar muy deprisa siempre, en todo tipo de trazados, por buenas carreteras, por zonas viradas o por grandes autopistas, con la máxima seguridad. Y para todo ello este Macan S será un magnífico compañero.

El Macan es un modelo todocamino, más pequeño que el Cayenne, que se lanzó al mercado en el año 2014. Desde entonces ya ha superado la barrera de las 640.000 unidades vendidas. Con ello, es el tercer modelo más vendido en la historia de Porsche, solo por detrás del 911 y del Cayenne. Pero también es el que ha conseguido el más rápido crecimiento.

Esta segunda generación del Macan tiene un diseño nuevo, sobre todo en su frontal y su parte trasera, además de unas barras laterales que le dan un carácter diferenciador. Y lo mismo ocurre con su interior, completamente rediseñado con un nuevo volante heredado del 911 y del Taycan y con una nueva consola central.

Nuevos motores

Los cambios más importantes están en sus motores, todos ellos más potentes. La gama comienza con una versión de cuatro cilindros, una versión de acceso con un precio de 70.000 euros, que se convierte en el modelo de acceso a la gama Porsche. Pero sin duda los modelos clave son las versiones V6. Es un motor ya conocido de 2,9 litros, biturbo, que proporciona 380 caballos en la variante Macan S, que es la más equilibrada. Y por encima una variante aún más deportiva, con las míticas siglas GTS.

El selector giratorio de modos de conducción va situado en la parte inferior derecha del volante.

Vayamos con el Macan S, la versión que hemos probado, que ofrece las prestaciones propias de un modelo deportivo de Porsche a pesar de ser un vehículo más alto y más pesado. Pero es delicioso de conducir. Es magnífico poder disfrutar de un modelo que sorprende por su gran dinamismo. Tan solo notaremos que se trata de un todocamino por la mayor altura en la posición al volante. Pero el resto es como llevar un Panamera, sin balanceos de carrocería, con unas inercias muy limitadas y con una precisión de conducción máxima.

Para conseguir adaptar el comportamiento del vehículo a los gustos y necesidades de su conductor, el Macan S incluye un selector de modos de conducción con cuatro posiciones: Normal, Sport y Sport Plus, a las que se suma una opción individual para un ajuste más preciso de cada uno de los sistemas por parte del conductor. Este selector de modos va situado en el volante y permite un accionamiento muy rápido y preciso, sin errores.

Pero gracias a su potente motor de seis cilindros, incluso en una utilización en el modo normal, su respuesta es inmediata. No importa la marcha en la que vayamos, solo hay que pisar el acelerador y saldrá con mucha fuerza. Su cambio de marchas de doble embrague es también excelente y permite sacar el máximo partido de su potente motor.

Suspensión neumática

Esta versión Macan S incluye de serie la suspensión de muelles y el PASM, un sistema de gestión electrónica desarrollado por Porsche que ajusta en todo momento la dureza de la misma a las condiciones de la carretera. Por ello, se puede conducir este modelo más alto y también más pesado como si fuera un deportivo más, como un Panamera, por ejemplo. En cualquier caso el conductor siempre puede ajustar los grados de dureza de la suspensión en base a tres modos seleccionables a partir de un botón situado en la consola central.

El Macan S es más discreto en su aspecto exterior, mientras que la variante GTS aporta un toque más llamativo.

Opcionalmente, se puede pedir la suspensión neumática adaptativa. Nuestra unidad de pruebas contaba con este sistema, que supone un sobrecoste de unos 1.500 euros. Con ella se puede ajustar no solo la dureza sino también la altura de la carrocería para adaptarse mejor a las circunstancias concretas del momento. Y si queremos salir del asfalto permitirá hacerlo con más seguridad.

En cuanto a su caja de cambios, es la tradicional PDK de doble embrague, de siete marchas que permite un excelente comportamiento dinámico. En el modo automático es muy eficaz y detecta cualquier presión extra sobre el acelerador para reducir marchas. Además, el conductor tiene levas en el volante para decidir la marcha en la que quiere realmente circular. En cualquier caso, salvo que busquemos una conducción más al límite, con el modo automático del cambio funciona perfectamente.

Tracción 4x4

Por lo que se refiere a su sistema de tracción sorprende a la hora de conducir. El Macan S es 4x4, pero en condiciones normales, sin problemas de tracción, va circulando con propulsión trasera. Esto hace que tenga un tacto de conducción muy agradable y divertido, ya que estamos conduciendo un coche de propulsión trasera. Lo importante es que cuando aparece el más mínimo problema, de forma inmediata se conecta la tracción delantera. Es decir, que tenemos un coche de propulsión, pero con la tracción 4x4 para solucionar los conflictos.

Este Macan supone un coche ideal para los que buscan un deportivo más grande, con cinco plazas, aunque las traseras son algo justas, y con un buen maletero. Su objetivo son conductores muy rápidos, que siempre irían con un 911 o un Cayman, pero que necesitan más espacio interior, poder hacer viajes con maletas, poder llevar a los niños de viaje. Es decir un deportivo más de Porsche, pero más versátil, más alto y con tracción 4x4.

El mayor pero del Macan S, sin duda, es su precio, de 85.000 euros sin ningún elemento opcional. Con el mismo concepto de coche, pero con un motor algo más tranquilo, de cuatro cilindros con 265 CV, el precio parte de los 72.000 euros. Pero es un poco menos Porsche que el Macan S.

Ficha técnica

Porsche Macan S

Motor de gasolina: 6 cilindros en V

Potencia máxima: 381 CV

Par motor: 520 Nm desde 1.750 rpm.

Cilindrada: 2.894 cc.

Cambio: automático de doble embrague de 7 marchas.

Combustible: gasolina

Velocidad máxima: 260 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 4,8 segundos

Tracción: 4x4

Consumo homologado WLTP en ciclo combinado 11,1 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,72 x 1,92 x 1,62 metros

Capacidad maletero:460 litros.

Peso en vacío: 2.000 kg.

Precio: 84.000 euros.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Rosa Riyo
A Favor
En Contra

Quiero unooooooooooooooooo!!!

Puntuación 0
#1
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

Rosa Riyo

Donde este un Falcón para desplazarse y el Puma para trayectos cortos y esperando la flota de vehículos oficiales Audi A8 con chofer cada uno para que quieres esto?

Mejor hazte Presidenta además de todo eso paga vitalicia de por vida y gastos pagos por rascarte los webs un ratito cada día.

Puntuación 1
#2