Motor

Aston Martin, 100 años en las carreras

  • La marca británica celebró con motivo del G.P. Francia su centenario en competición
  • El alemán Sebastian Vettel fue el encargado de pilotar el modelo con el que la marca se estrenó en 1922
  • El modelo original de 1922, un TT1 , tenía motor de 1.486 cc y generaba 55 CV a 4.200 rpm
Sebastian Vettel acompañado por Herbert en el primer Aston Martin de competición, el TT1

El pasado fin de semana se disputó el G.P. de Francia de Fórmula 1 en el que Carlos Sainz tuvo una brillante actuación, remontando desde el puesto 19 de la parrilla hasta la quinta plaza, con otro gran Fernando Alonso en sexta posición. Pero esta carrera tuvo dos protagonistas, Alpine que estreno un prototipo eléctrico de su A110 y Aston Martin que celebró allí el centenario de su primera participación en una competición automovilística.

En el G.P. de Francia, el piloto madrileño tuvo una gran actuación, contribuyendo activamente para que su compañero de equipo Leclerc lograra la pole position de la parrilla de salida. Pero sobre todo durante la carrera, remontando desde el puesto 19 de la parrilla por un cambio de motor, hasta la quinta plaza final. Una actuación que le llevó a ser el piloto del día. También Fernando Alonso tuvo una magnifica participación en la carrera francesa que se saldó con una sexta posición, tras los pasos de Sainz y su Ferrari.

Pero en este Gran Premio hubo dos protagonistas menos previsibles como fueron la marca Alpine y Aston Martin. La primera por presentar allí un prototipo de coche eléctrico basado en el A110, el E-ternité, del que nuestros lectores tuvieron una amplia información en esta sección. Un vehículo que más bien es un laboratorio sobre ruedas para trabajar en el futuro de la marca deportiva de Renault.

100 años separan estos dos coches, el primero de competición de Aston Martin, el TT1 de 1922 y el último que corrió el pasado fin de semana..

La otra marca protagonista en Paul Ricard fue Aston Martin que celebró allí su centenario en el mundo de la competición. Es importante porque ninguna otra marca de la parrilla de salida de la F-1 tienen cien años de historia detrás. Para celebrar esta efeméride tan importante, Sebastian Vettel, piloto oficial del equipo Aston Martin, tuvo la oportunidad de conducir en el circuito francés el coche con el que todo empezó para Aston Martin en el mundo de la competición, el TT1 de 1922.

Vettel con el TT1

Vettel rodó así en el circuito de Paul Ricard con este TT1 perfectamente conservado. Este mismo coche, el TT1 original, disputó la primera carrera de la marca británica con motivo del Gran Premio de Francia de 1922, pero entonces se disputaba en el circuito de Estrasburgo.

Era un vehículo de tipo "voiturette" de los utilizados en competición en esos años, que destacaba por su ligereza, de 750 kilos. El primer automóvil de Aston Martin Grand Prix, contaba con un motor de 1486 cc, generaba alrededor de 55 CV a 4.200 rpm. Tenía una velocidad máxima de 85 mph, unos 136 km/h.

Estos son los dos coches con los que empezó la historia de Aston Martin en las carreras, los TT1 y TT2.

Llevaba dos asientos, uno desplazado, según las regulaciones de Gran Premio de la época, que se utilizaba para acomodar al mecánico de conducción. Era un miembro esencial del equipo, sobre todo por su trabajo de presurizar el tanque de combustible. a través de una bomba manual.

Dos coches

En la carrera de 1922 participaron dos coches de Aston Martin, los TT12 y TT2, que fueron construidos por el fundador de la marca, Lionel Martin. Los hizo siguiendo un encargo del joven y rico piloto de automovilismo y pionero Count Louis Zborowski, que invirtió 10.000 libras en su construcción. También se ocupó del desarrollo de un motor de carrera de cuatro cilindros y 16 válvulas con doble árbol de levas en cabeza completamente nuevo, y revolucionario en esos tiempos.

Ambos vehículos originalmente estaban destinados a la carrera del Tourist Trophy (TT) de la Isla de Man de 1922. Pero un problema en su construcción hizo que su estreno se tuviera que retrasar. Con ello, el debut internacional de la marca en competición fue en el Gran Premio de Francia, el 15 de julio de 1922. Al volante del TT1 se situó entonces el dueño e impulsor del coche. El propio Zborowski, más tarde pasó a diseñar 'Chitty Bang Bang', el automóvil que inspiró el libro, la película y el musical teatral Chitty-Chitty-Bang-Bang.

El equipo Aston Martin de Fórmula 1 compitió la semana pasada en el G.P. de Francia con el logotipo original de Aston Martin de 1913 en la parte delantera de sus monoplazas, la misma que aparecía en el TT1 en su estreno en julio de 1922. Green Pea. El cambio simbólico se produce en la semana en que Aston Martin lanza una nueva identidad creativa, que incluye una actualización contemporánea de su icónico logotipo de alas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin