Motor

Los nuevos modelos de Ferrari que cambiarán los deportivos del futuro

  • El primer eléctrico de Ferrari llegará en 2025
  • En septiembre se presentará el Purosangue, el primer SUV

La automovilística italiana Ferrari ha dado a conocer hoy su plan estratégico para el medio plazo, en el que se destaca el lanzamiento de hasta 15 nuevos modelos para el periodo 2023-2026.

De hecho, la cual gama de productos se ampliará con la llegada de los modelos Icona y Supercar, cuyos volúmenes estarán limitados al 5% del volumen de la gama, así como a las series especiales, las cuales representarán alrededor del 10% de los volúmenes totales.

Además, el primer SUV de la marca del Cavallino Rampante, el Purosangue, se presentará tras el verano. Dicho modelo montará un motor V12 y se prevé que su contribución media anual se mantenga por debajo del 20% durante su ciclo de vida.

No será el único, ya que en 2025 llegará el primer eléctrico de la compañía. Este primer Ferrari completamente eléctrico se basará en la herencia del Cavallino Rampante, a partir de una experiencia técnica más amplia para mejorar aún más la emoción de conducir.

Otro elemento diferenciador clave para los autos eléctricos de Ferrari será la forma en que las celdas de la batería, que se comprarán para garantizar la más alta calidad y la última tecnología, se ensamblarán en Maranello.

Los módulos de batería hechos a mano se integrarán en el chasis de los automóviles en un proceso centrado en reducir el peso del vehículo, aumentar el rendimiento y crear una experiencia de conducción única.

De cara a 2026, la multinacional italiana se ha marcado el objetivo de tener una gama de productos compuesta por un 60% de vehículos electrificados y un 40% de modelos de combustión interna. Para 2030, la oferta de Ferrari estará compuesta por un 20% de modelos de combustión interna, un 40% de modelos híbridos y un 40% de modelos completamente eléctricos.

Alza de la facturación de un 9% al año hasta 2026

Los objetivos financieros de la marca pasan por lograr unos ingresos netos de hasta 6.700 millones de euros hasta 2026, lo que equivale a una tasa de crecimiento anual del 9%.

No será la única palanca que utilice Ferrari, ya que prevé que para lograr esta cifra de negocios se apoyará en otras fuentes de ingresos, como las actividades relacionadas con las carreras y el estilo de vida.

Asimismo, el resultado neto de explotación (ebit) para 2026 se situará ente los 1.800 y 2.000 millones de euros, con un margen de entre el 27% y el 30%.

Como resultado, para 2026 Ferrari tiene como objetivo de lograr un resultado bruto de explotación (ebitda) de entre 2.500 a 2.700 millones de euros, con un margen ebitda de entre el 38% y el 40%.

Además, prevé generar un flujo de caja libre industrial acumulado de entre 4.600 y 4.900 millones de euros, lo que supondría el doble en comparación con el periodo 2016-2021.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin