Motor

Toyota RAV4, el SUV grande con etiqueta Eco adaptado a los tiempos modernos

  • Sistema híbrido con dos motores eléctricos y un gasolina de 177 caballos que proporciona 222 CV de potencia combinada.
  • Eficiente sistema híbrido que permite cifras de consumo por debajo de los 7,0 litros en conducción normal.
  • Un coche perfecto para grandes viajes, sobre todo si buscamos una conducción racional.
Su comportamiento din?mico en carretera es muy bueno y transmite sensaci?n de mucha seguridad.

Hemos probado esta semana el RAV en su versión de tracción AWD, un coche híbrido de consumo ajustado y grandes dimensiones con el que se pueden hacer grandes viajes, de forma confortable y con un coste de utilización muy razonable, pese a los precios actuales de los carburantes.

Esta es la quinta generación del Toyota RAV4, un modelo que en los años 90 creó el concepto del vehículo todocamino. Pero lo hizo desde un enfoque más lúdico y divertido y de ahí su variante de carrocería de tres puertas en aquella época.

Con el paso de los años el modelo ha ido evolucionando, de la primera generación con las dos opciones de carrocería, corta y larga, ha pasado a ser un coche más grande, de 4,60 metros, que proporciona la máxima versatilidad. Pese a su buen tamaño, que permitiría una tercera fila de asientos, Toyota se limita a las cinco plazas habituales, pero con un maletero de 580 litros, lo que le hace un coche ideal para los viajes.

Pero, sobre todo, ha cambiado en algo muy importante a nivel mecánico: si en un principio eran motores de gasolina y más adelante también opciones diésel, ahora el RAV4 solo se ofrece en versiones híbridas, como toda la gama de Toyota. Es decir, que tenemos un todocamino grande, de 4,60 metros, con cinco amplias plazas, pero también con la etiqueta Eco de la DGT. Y lo más importante, con un consumo homologado de 5,7 litros en esta versión de tracción 4x4.

Su sistema híbrido tiene muchas ventajas. La primera de todas ellas es esa etiqueta ECO, tan importante en estos tiempos cuando las limitaciones al tráfico en las grandes ciudades comienzan a generalizarse. Pero también unos consumos realmente ajustados para el coche que es.

Conduciendo con agilidad, y con mucha carretera, nuestro consumo medio fue de 7,2 litros.

El otro aspecto clave del sistema híbrido de Toyota, es que lo que transmite a su conductor es la búsqueda de esa conducción más tranquila y relajada. Si queremos hacer una conducción más ágil, podremos hacerlo. Solo hay que seleccionar el modo Sport y pisar con más fuerza el acelerador. Pero lo que realmente pide un RAV4, y casi cualquier otro coche de Toyota, es esa conducción más suave, más racional.

Sistema híbrido

Este RAV4 emplea un sistema híbrido de última generación, de lo que la marca japonesa denomina autorrecargable. Es decir, que no hay que enchufarlo en ningún sitio y la batería se va recargando con las frenadas y retenciones. En este sentido, conviene destacar que Toyota y Lexus son las marcas líderes a nivel mundial en la tecnología híbrida que se estrenó en el Prius en los años noventa y que ahora ofrecen casi todas las marcas, hasta Ferrari o Porsche.

Este RAV 4 no se enchufa, tiene muy pocos kilómetros de utilización en modo solo eléctrico, aproximadamente unos 2 kilómetros, pero ofrece una muy buena eficiencia de utilización. Sus valores homologados de consumo son de 5,7 litros de media en el ciclo combinado, un valor que realmente es difícil de lograr. Si usamos el coche con cierta frecuencia en la ciudad, podemos ver unos consumos bastante bajos, incluso por debajo de los cinco litros. La razón es que una buena parte del tiempo, en torno a un 70%, el motor de gasolina está pagado.

La tracción 4x4 es un valor añadido interesante que supone 2.000 euros de sobrecoste.

En carretera las cosas no son tan buenas, porque sus cifras suben algo más si queremos hacer una conducción más ágil. Pero durante la prueba de este modelo he ido conduciendo siempre buscando la máxima rapidez, pero cumpliendo con las normas de tráfico. En estas condiciones, no he conseguido en ningún momento superar un valor medio de 7,2 litros. Me parece un valor muy bueno para un coche tan grande, y hasta cierto punto pesado, como es este modelo japonés con su tracción 4x4.

Tracción 4x4

La versión que hemos probado es la de tracción a las cuatro ruedas AWD. Hay muy poca diferencia respecto a la variante de tracción delantera, de acceso para este modelo. En ambos casos el motor de gasolina es el mismo, 177 caballos, y también el motor eléctrico principal lo es, de 120 caballos, que trabaja funcionando con el de gasolina sobre el eje delantero.

La diferencia es que nuestra versión 4x4, detrás lleva un segundo motor en el eje trasero, de 54 CV, igualmente eléctrico, que sirve para asegurar tracción 4x4 cuando se hace necesaria. La realidad es que la potencia combinada del RAV de tracción delantera es de 218 CV, mientras que el 4x4 solo añade 4 caballos hasta los 222 CV. Es decir, que esta versión AWD añade algo de potencia, mejora la seguridad por su tracción total y lo más gracioso es que el consumo homologado es menor. La diferencia de precio entre un tracción delantera y el 4x4 es de 2.000 euros.

Gracias a los 222 caballos de nuestro coche de pruebas, el coche se mueve con bastante agilidad aunque siempre hay que tener en cuenta que el cambio de marchas CVT es su pequeño "talón de Aquiles". Si circulando por una carretera a 90 km/h queremos acelerar con fuerza oiremos como el motor acelera pero no tendremos el consiguiente aumento rápido de velocidad.

Un vehículo discreto, pero bien terminado, con un agradable puesto de conducción.

Es una pequeña limitación a la que hay que acostumbrarse, pero en su conjunto es un coche realmente bien pensado. Además, si en estas situaciones cambiamos al modo sport, la respuesta será bastante más efectiva que si lo hacemos en los modos normal o Eco.

El coche ofrece unos ángulos todoterreno bastante buenos y una altura libre al suelo de 19 cm, lo que hace que sea bastante utilizable fuera del asfalto. No en vano, Toyota es un gran especialista del mundo todoterreno con modelos ya míticos como el Land Cruiser o el modelo de trabajo Hilux.

Pero si queremos hacer un uso campero de manera más habitual, será mucho mejor optar por la versión 4x4, ya que la diferencia es de solo 2.000 euros. En este caso, el sistema híbrido aporta un segundo motor eléctrico detrás. Este es el que se ocupa de ofrecer el par motor necesario en esas ruedas traseras para salir de una situación complicada.

Muy campero

Si uno quiere comprar un vehículo todocamino de un tamaño grande, con el que se puedan hacer largos viajes, con un buen maletero, esta del Toyota RAV4 puede ser una buena alternativa. También es un coche pensado para un uso campero de verdad, por lo que la experiencia del viaje no se tiene por qué parar al final del asfalto. Pero también es importante por el valor añadido de una etiqueta ECO que, en el caso de usuarios que vivan o accedan con frecuencia a ciudades como Madrid, es algo muy importante.

Por lo que respecta a su precio, parte de los 35.000 euros, pero ofrece una muy buena relación calidad/precio. Un coche amplio, con un buen sistema de seguridad activa, con muchas ayudas integradas en el Toyota Active Sense+ y con una etiqueta "eco" que soluciona muchos problemas.

Y para los que necesitan explotar aún más el concepto del coche más sostenible, Toyota amplió en 2021 su gama con una variante híbrida enchufable con más de 70 km de autonomía eléctrica y 306 CV de potencia combinada. En este caso, la etiqueta "0 emisiones" nos facilitará aún más la vida en zonas urbanas. El sobre coste respecto a nuestro coche probado con tracción 4x4 es de casi 9.000 euros y para esa inversión habrá que hacer muchos números.

Ficha Toyota RAV4 AWD

Motor de gasolina: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 177 CV

Cilindrada: 2.487 cc

Combustible: gasolina

Motor eléctrico delantero

Potencia 120 CV

Motor eléctrico trasero

Potencia 54 CV

Potencia combinada: 222 CV

Velocidad máxima: 180 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 8,1 segundos

Tracción: 4x4

Consumo homologado WLTP en ciclo combinado 5,7 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,60 x 1,85 x 1,68 metros

Capacidad maletero: 580 litros.

Peso en vacío: 1.720 kg.

Precio: desde 37.000 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin