Motor

Nissan e Iveco renuncian a presentar proyectos al Perte del vehículo eléctrico

  • Ninguna de las dos compañías recibirá fondos europeos
Foto: Europa Press
Barcelona / Madrid

Nissan e Iveco serán los únicos fabricantes con presencia en España que darán la espalda al Perte del vehículo eléctrico y conectado (Perte_VEC). La compañía japonesa está de retirada en Europa y los fondos Next Generation EU no serán un motivo para cambiar de estrategia. La organización no presentó ningún proyecto a la convocatoria, que finaliza este viernes 3 de junio. "No tenemos ninguna iniciativa elegible", admiten.

A pesar del cierre de la planta de Barcelona, el grupo nipón tiene todavía dos fábricas en el país: una en Ávila y otra en Los Corrales de Buelna (Cantabria). La primera produce componentes tanto para la propia Nissan como para su socio Renault y la segunda se dedica a la fundición. Además, cuenta con un centro técnico en la capital catalana todavía operativo.

Sin embargo, fuentes de la automovilística explican a elEconomista que no participarán en el Perte impulsado por el Gobierno. "No tenemos iniciativas elegibles, ya que los planes para Nissan Ávila y Nissan Cantabria se diseñaron antes de conocer la iniciativa y están plenamente vigentes", justifican.

Tampoco aplicará a los fondos europeos el centro técnico. El laboratorio está ubicado en Barcelona, pero no tiene relación con la operativa de la organización en España. La instalación depende de la central europea en Cranfield (Reino Unido) que, a su vez, reporta a Japón. Los ingenieros que trabajan en la capital catalana desarrollan proyectos a nivel mundial, por lo que no estuvo en su mente presentar sus planes al Perte.

Iveco reconoce que la producción en línea de estos vehículos "será en un momento posterior

El mismo camino ha decidido seguir el Grupo Iveco. Dicho consorcio, que cuenta con plantas en Madrid y en Valladolid, tampoco presentará un proyecto para poder optar a las ayudas del Perte_VEC. Según han explicado a este diario fuentes del grupo industrial, acudirán a "aquellas convocatorias relacionadas con I+D de nuestros vehículos y a las enfocadas a la digitalización y eficiencia energética de nuestros procesos productivos".

El Grupo Iveco detalla que a día de hoy están centrados en desarrollar vehículos cero emisiones, tanto eléctricos como de pila de hidrógeno. Además, reconocen que la producción en línea de estos vehículos "será en un momento posterior, en comparación con los turismos, que ya se están produciendo".

A excepción de estos dos fabricantes, todos los demás que tienen plantas en España han presentado sus proyectos para optar a las ayudas del Perte_VEC. El más cuantioso, tanto en inversión como en empresas, es el que lideran Seat y el Grupo Volkswagen junto a otras 60 empresas y con una inversión de 10.000 millones de euros. Stellantis también ha presentado su proyecto, con una inversión de 266 millones de euros para sus tres plantas en España. Renault, por su parte, se ha aliado con medio centenar de empresas para desarrollar hasta 31 iniciativas; mientras que el Grupo Irizar y otras 20 compañías invertirán hasta 63 millones. Asimismo, Mercedes-Benz España ha evitado pronunciarse sobre si presentará algún proyecto al Perte.

Ford, a la espera de la decisión de Detroit

En el caso de Ford España, la factoría valenciana de Almussafes está pendiente de la decisión que se tome en la sede central de Detroit (EEUU) sobre qué planta producirá los dos modelos eléctricos que quedan por asignar. Disputa en la que también está implicada la factoría alemana de Saarlouis. Una decisión que se dirimirá durante este mes de junio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.