Motor

Porsche Macan T, con T de Touring a todos los niveles

  • El Macan es el primer Porsche de cuatro puertas que recibe el 'apellido T', hasta ahora solo reservado a los 911 y 718
El Porsche Macan añade el apellido T a su gama.

En estos tiempos de SUV y de electrificados, es de agradecer que una marca como Porsche dedique tiempo, esfuerzo y dinero a seguir desarrollando modelos en los que las prestaciones mandan.

La T que apellida a algunos de los modelos de la firma de Stuttgart viene de Touring, por los que nos podemos imaginar cuál es el razón de ser de estos vehículos: las sensaciones a través de las prestaciones. Hasta ahora, esta icónica letra solo estaba reservada para modelos nacidos y pensados para la deportividad más radical, como son los casos del 911 y del 718. La T siempre ha representado en Porsche unas características dinámicas únicas, que se alcanzan gracias a una precisa puesta a punto, un equipamiento exclusivo y unos motores tan potentes como eficientes.

Por eso, la llegada a la gama de Porsche del Macan T supone todo un hito histórico, pues hablamos del primer modelo de cuatro puertas de la firma alemana que alcanza esta denominación tan particular.

Así que en la pizarra la teoría es tan excitante como exigente, pues los ingenieros de Stuttgart están obligados a que un modelo de Porsche con esa denominación no traslade sensaciones brutales a su piloto y pasajeros, aunque no estemos hablando de los clásicos 911 o 718. ¿Y lo consigue el Macan T? Por supuesto que sí.

Empecemos por el elemento más importante en un coche de estas características. El motor turbo de cuatro cilindros y dos litros del Macan T cuenta con una enorme agilidad y un diseño compacto que combine ligeraza y rendimiento. Cuenta con una potencia de 265 caballos y un par máximo de 400 Nm, una transmisión automática de doble embrague y siete marchas, junto a un sistema de tracción integral. Con todas estas herramientas, la sensación de estar en un deportivo con todas las de la ley nos hacen olvidarnos por completo de que conducimos un todocamino. Con el pack Sport Crono, que viene de serie, y que incluye selector de modos y botón Sport Response en el volante, el Macan T alcanza una velocidad máxima de 232 kilómetros por hora, con una aceleración de 6,2 segundos de 0 a 100 km/h.

El Macan T es el único Porsche que lleva de serie una suspensión de muelles helicoidales que reduce sus distancia al suelo en 15 milímetros. Además, el sistema Porsche Traction Managemente (PTM) se ha rediseñado especialmente para las demandas de la carrocería del Macan T, aunque se puede pedir que se monte una suspensión neumática adaptativa con amortiguación PASM y rebajar la carrocería otros diez milímetros.

El interior del Macan T recibe algunos elementos exclusivos.

Cambios dentro y fuera

En cuanto al diseño, diversos elementos diferencian al Macan T de su versión original, como toques en gris Ágata metalizado, salidas de escape deportivas o molduras de las ventanillas en negro. Y todo ello salpicado con el logotipo Macan T.

En el interior los cambios son aún más significativos, con asientos deportivos calefactados de serie con ajuste eléctrico de ocho posiciones, tapicería exclusiva de cuero negro y costuras decorativas en plata.

En cuanto a equipamiento, tenemos un volante deportivo GT multifunción calefactado con tapicado con molduras de carbono como opción, cronómetro Sport Chrono en la parte superior del salpicadero, etc.

Con un precio inicial de 78.659 euros, el Porsche Macan T ya está a la venta en los concesionarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin