Motor

Nuevo BMW Serie 2 Active Tourer, deportividad y versatilidad en familia

  • Se lanza al mercado la segunda generación de un modelo que destaca por su gran versatilidad de uso
Es su exterior no hay cambios muy llamativos, más bien es una evolución.

BMW lanza al mercado la segunda generación de su Serie 2 Active Tourer, un vehículo muy diferente dentro de la gama del fabricante alemán. Un coche algo más alto, de enfoque monovolumen y uso familiar, basado en la versatilidad de uso y en la electrificación. Ya está a la venta con dos motores de gasolina, de 136 y 170 caballos, además de una variante diésel de 150 CV. En verano llegarán dos opciones hibridas enchufables con hasta 326 caballos de potencia combinada.

La marca bávara lanzó al mercado en el año 2014 un modelo revolucionario entonces y muy diferente a todo lo que eran los modelos de BMW hasta entonces. Y con el paso del tiempo amplió su gama del Active Tourer con una variante híbrida enchufable. Era un vehículo de tipo monovolumen, con una gran versatilidad de uso gracias a un asiento trasero plegable, abatible con muchas posibilidades de adaptación.

Ahora llega la segunda generación de este modelo que supone una renovación estética exterior ligera, centrada en conseguir un aspecto más afilado. Y también incorpora unos "riñones" característicos de todos los modelos de BMW más grandes y basado en la estética estrenada en el nuevo iX eléctrico presentado por la marca hace unas semanas.

Pero lo que si aporta son numerosos cambios en su interior, en el puesto de conducción y, sobre todo, en su mecánica. El nuevo modelo ya está la venta con dos versiones de gasolina de 136 y 176 caballos a las que se suma una variante diesel con un motor ya conocido en la gama de 150 CV. Pero, sin duda, la novedad más importante en su gama llegará en verano con dos variantes híbridas enchufables de 245 y 326 caballos de potencia.

Puesto de conducción con la doble pantalla curvada y enfocada al conductor.

Su puesto de conducción es totalmente nuevo. En el podemos encontrar tres pantallas que le proporcionan un aspecto moderno y tecnológico, pero sobre todo aportan mucha información para el conductor. Cuenta con un cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas y una pantalla en la consola central de otras 10,7 pulgadas, curvada e inclinada hacia el conductor. La tercera pantalla es la correspondiente al head up display.

También interesante es su consola situada entre los asientos, en la que se sitúan los mandos del cambio automático, el selector de modos de conducción y el freno de mano, entre otros. Esta consola queda como colgada entre ambos asientos, lo que contribuye a proporcionar un aspecto ligero y moderno a su habitáculo. Parece una prolongación del reposabrazos central delantero.

La clave del Active Tourer es su versatilidad con el asiento trasero que se desplaza hasta 13 cm. 

Amplitud interior

Por lo que se refiere al habitáculo, es bastante amplio y muy versátil, gracias a ese asiento posterior adaptable. En cuanto a su maletero, parte de los 470 litros en las variantes 218, tanto de gasolina como diesel, mientras que el 220i por su batería de 48 voltios y las variantes híbridas enchufables ve reducida su capacidad hasta los 415 litros, debido al posicionamiento de su batería adicional. Y su capacidad total máxima con el asiento posterior plegado alcanza los 1.500 litros.

Entre las muchas novedades tecnológicas que aporta, destacar el empleo de realidad aumentada a través de la consola central, lo que facilita la conducción en los puntos más delicados de la navegación, cuando esta tiene un destino programado. Este sistema también ha sido heredado del que emplea el nuevo iX eléctrico.

En cualquier caso es un coche también muy importante en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, entre los que sin duda lo más destacable es el Activ Drive Assist. Este avanzado sistema de conducción semiautónoma permite mantener la marcha con el vehículo sin llevar las manos en el volante hasta 30 segundos. En realidad este Active Tourer se puede considerar el heredero directo de la tecnología estrenada hace solo unos meses en el iX eléctrico, el coche más avanzado de la marca alemana.

Tanto las versiones diesel y gasolina, como en los próximos meses también las variantes híbridas enchufables, siempre están equipadas de serie con el cambio automático de siete marchas de doble embrague, el conocido Steptronic. Es decir, que no se ofrece, ni cómo acceso a la gama, una variante manual.

Modos de conducción

También incluye de serie el selector de modos de conducción, con tres opciones diferentes. Sport para conseguir ese toque más deportivo que caracteriza a todos los vehículos de BMW y un modo Efficiency para optimizar su consumo de carburante. A los dos extremos de los modos de conducción, el mç´s deportivo y el más ahorrador, se une un tercero, el personal, con el que adaptar a cada tipo de conductor el funcionamiento del vehículo.

Otro aspecto clave en este modelo es su versatilidad de uso. Y todo gracias a su asiento trasero multiuso. Es un asiento plegable y abatible, que permite partir el respaldo en tres partes, 40, 20, 40. Y lo más importante, que la banqueta de este asiento posterior se puede desplazar longitudinalmente hasta 13 cm. Con ello se adapta el espacio para los ocupantes traseros o la capacidad del maletero en función de las necesidades. Para facilitar su carga todos los Active Tourer incorporan de serie el portón trasero eléctrico.

En cuanto a su gama ya a la venta en la red oficial, cuenta con las dos opciones con motor de gasolina y un diésel ya comentados previamente, a los que se sumarán las dos alternativas híbridas enchufables con su etiqueta "0 emisiones" desde el verano.

Por lo que se refiere a sus equipamientos, además del modelo de serie, con un completo equipamiento, se ofrecen dos opciones interesantes en función del estilo de su conductor. Por un lado el Luxury Line, con un interior más equipado y elegante, y la otra opción es el M Sport en busca de la mayor deportividad. Para proporcionar un toque aún más deportivo al modelo fabricado en Leipzig, la marca ofrece opcionalmente una suspensión M Adaptativa, que incluye amortiguadores controlados electrónica, dirección deportiva y una reducción de la altura de la carrocería de 1,5 cm respecto a las versiones convencionales.

Los precios recomendados por la filial para el mercado español son los siguientes:

#BMW Serie 2 Active Tourer 218i, 36.900 euros

#BMW Serie 2 Active Tourer 220i, 39.900 euros

#BMW Serie 2 Active Tourer 218d, 37.700 euros.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments