Motor

Jaguar Land Rover eleva sus pérdidas hasta los 882 millones en los tres primeros trimestres

  • Las pérdidas en el tercer trimestre alcanzan los 80,5 millones de euros

La automovilística británica Jaguar Land Rover, propiedad del grupo indio Tata Motors, ha cerrado los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal 2021/2022, que finaliza el próximo mes de marzo, con unas pérdidas de 882 millones de euros (734 millones de libras), lo que supone cuadruplicar los 'números rojos' de 216 millones de euros (180 millones de libras) registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En el tercer trimestre del año, la compañía se anotó unas pérdidas de 80,5 millones de euros (67 millones de libras), en comparación con los 422 millones de euros (351 millones de libras) de beneficio que tuvo en el mismo periodo del año anterior.

La facturación de Jaguar Land Rover en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal alcanzó los 16.296 millones de euros (13.553 millones de libras), lo que supone un incremento del 2,7% en tasa interanual. Entre octubre y diciembre, la multinacional británica tuvo una facturación de 5.671 millones de euros (4.716 millones de libras), lo que supone un 21,1% menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

De otra parte, el resultado antes de impuestos arrojó unas pérdidas de 506 millones de euros (421 millones de libras) frente a unas ganancias de 109 millones de euros (91 millones de libras) en el mismo período de 2020. En el trimestre la multinacional británica se anotó unas pérdidas de 10 millones de euros (9 millones de libras) frente a los 527 millones de euros (439 millonesde libras) que ganó en el tercer trimestre de 2020.

Las ventas de Jaguar Land Rover en el tercer trimestre del año han alcanzado las 80.126 unidades, lo que supone una caída 37,6% en tasa interanual. En cuanto a los pedidos, la compañía británica tiene una cartera de pedidos récord de casi 155.000 vehículos, lo que supone 30.000 unidades más que en el segundo trimestre, lo que refleja una fuerte demanda del nuevo Range Rover, cuyas entregas comenzarán más allá de marzo.

Además, Jaguar Land Rover finalizó el trimestre con un total de efectivo e inversiones a corto plazo de 5.400 millones de euros (4.500 millones de libras), tras la finalización de un préstamo amortizable a cinco años de 725 millones de euros (625 millones de libras), garantizado en un 80% por UK Export Finance y sindicado a 12 bancos. Además, la compañía tiene una línea de crédito renovable no utilizada de 2.400 millones de euros (2.000 millones de libras) hasta julio de 2022 (1.500 millones de libras, unos 1.800 millones de euros, hasta marzo de 2024).

El consejero delegado de la compañía, Thierry Bolloré, ha explicado que "si bien los suministros de semiconductores han seguido limitando las ventas este trimestre, seguimos observando una demanda muy sólida de nuestros productos, lo que subraya la conveniencia de nuestros vehículos. El libro de pedidos global está en niveles récord y ha crecido en unas increíbles 30.000 unidades para el Nuevo Range Rover antes de que las entregas comiencen este trimestre".

De cara al cuarto trimestre, la multinacional espera que las ganancias mejoren con respecto al tercer trimestre con un flujo de caja positivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin