Motor

Ford hará un nuevo Erte en Almussafes el primer trimestre de 2022

  • UGT rechaza revisar el IPC de 2021 pero se abre a negociar otros temas si llegan modelos
Una línea de montaje de Almussafes.
Valencia

Sin visos de recuperación a corto plazo en el motor de la industria valenciana del automóvil, la factoría de Ford en Almussafes (Valencia). La dirección ha anunciado un nuevo Erte para el primer trimestre de 2022, ante la incertidumbre en el suministro de componentes.

La compañía ha convocado al comité de empresa la próxima semana para negociar un nuevo expediente temporal para el primer trimestre del año. La multinacional vuelve a justificar esta medida ante los problemas para garantizar el suministro de componentes.

De hecho, la compañía no descarta modificar aún el calendario del Erte de esta semana en función del volumen de material con el que cuente esta semana.

Salarios y modelos eléctricos

La dirección y los sindicatos también siguen intentando acercar posturas para fijar un nuevo marco laboral que garantice la llegada de modelos eléctricos a la planta. Ford insiste en rebajas salariales e incluso ha tensado las negociaciones en las últimas reuniones al proponer no aplicar la subida retroactiva de 2021 por el IPC, que supone casi un 6% aplicando el actual convenio.

Desde UGT, el sindicato mayoritario en el comité de empresa, se rechaza ninguna revisión a la baja de lo pactado en el convenio y exigen el pago contemplado en él. Sin embargo, el sindicato mayoritario que es el que ha cerrado los últimos grandes acuerdos laborales con Ford en la factoría en los últimos años asegura que "hay otras situaciones que se pueden entender o negociar, siempre que se nos garantice una apuesta decidida por la electrificación de Almussafes, adjudicando nuevos modelos".

Una postura más conciliadora que la otros sindicatos, como STM, que rechazan cualquier rebaja en los derechos actuales de la plantilla, al considerar que con el relevo en los últimos años la mayoría de los trabajadores tienen unos salarios más ajustados.

Las reuniones sobre el futuro laboral se retomarán en enero, con lo que la próxima semana se tomarán una pausa, también para centrar los contactos en el nuevo Erte. Según UGT el 31 de enero es la fecha sobre la mesa para alcanzar un acuerdo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin