Motor

Cupra lanza su máquina de 390 CV: el Formentor VZ5

  • El Formentor VZ5 con sus motor de 390 caballos ofrece prestaciones de un deportivo en serie limitada

La marca española Cupra pone a la venta el que sin duda es su nuevo buque insignia, el Formentor VZ5, la variante más potente del vehículo exclusivo de la marca premium de Seat que acumula el 80% de sus ventas. Una variante equipada con el motor más potente, de 390 caballos, frenos reforzados y una estabilidad optimizada. En cuanto a sus prestaciones, una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h y una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,2 segundos. Sin duda una máquina, que tiene un precio recomendado de 62.840 euros.

Seat sigue adelante con su estrategia de impulsar su marca premium Cupra, con la que busca posicionarse un escalón por encima de la marca generalista con vehículos más exclusivos, pensados para disfrutar de la conducción y proporcionar una experiencia diferente.

El Formentor es el mejor ejemplo, un vehículo con un magnífico diseño que está cosechando una muy buena acogida en el mercado. El Formentor ya representa el 80% de la ventas de Cupra, con un importante volumen en los principales mercados de exportación, y entre ellos Alemania.

El Formentor se ha convertido en el superventas de la marca Cupra.

Ahora llega esta versión tope de gama, ya anunciada desde hace meses pero que por fin aterriza en el mercado español. Y es que ya se pueden hacer pedidos de este vehículo que se posiciona como el modelo más potente jamás fabricado en serie por la marca española, que se hará en serie limitada para garantizar la exclusividad del modelo.

El alma de este Cupra Formentor VZ5 es un propulsor de cinco cilindros con turbo y 2.5 litros de cilindrada que proporciona 390 caballos y 480 Nm de par motor. Pero no solo es cuestión de motor. Por supuesto, incorpora un sofisticado sistema de tracción a las cuatro ruedas y un chasis con su altura rebajada en 15 mm, además del DCC o control dinámico del chasis que proporciona hasta 15 posibilidades de ajuste de las suspensiones en función de las circunstancias.

Chasis deportivo

Para asegurar la mejor capacidad de tracción en todo tipo de situaciones, el vehículo incorpora la tecnología "torque splitter" que permite repartir el par motor sobre una rueda o repartir el par entre las ruedas de un mismo eje, tanto delante como detrás, para mejorar su tracción en zonas viradas y su efectividad en todo momento.

También ofrece un equipo de frenos muy mejorado con pinzas Akebono de seis pistones y unos grandes discos ventilados. Todo ello para garantizar una frenada óptima en las condiciones más adversas y cuando se abusa de ellos. Como todos los modelos Cupra de gama alta, este VZ5 incorpora igualmente el botón "Cupra" en el volante para seleccionar los modos de conducción e incorpora una opción más de los habituales en el resto de la gama, la "drift" que permite hacer derrapajes controlados.

En su interior muchos detalles exclusivos que enmarcan su deportividad máxima.

Un modelo casi único

En su interior también hay numerosos detalles exclusivos que hacen del VZ5 un modelo casi único. Asientos de tipo "bucket" similares a los empleados en competición, su volante con los dos botones, de arranque y de selección de modos de conducción, y otros elementos que denotan la máxima deportividad de esta variante.

Este Formentor VZ5 es un ejemplo claro de lo que la marca española es capaz de hacer en el sector del automóvil. Este modelo se posiciona como un todocamino de altas prestaciones, muy deportivo y con un estilo moderno y llamativo. De este vehículo solo se van a hacer 7.000 unidades para todo el mundo y ya hay una gran expectación con el modelo en mercados importantes como Francia o Alemania, como una alternativa a los SUV alemanes. En cuanto a su precio recomendado por el fabricante en el mercado español, es de 62.840 euros y ya se pueden hacer pedidos. .

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.