Motor

Ford suprimirá el turno de noche en Almussafes a partir de enero

Línea de montaje de Almussafes.
Valencia

El fuerte recorte de la fabricación de la factoría de Ford en España acentuada por los problemas de suministro de semiconductores y componentes no parece que vaya a remitir el próximo año. La dirección de la planta del fabricante estadounidense en Almussafes (Valencia) anunció ayer al comité de empresa su intención de eliminar el turno de noche a partir de enero, ante la bajada en la actividad y las previsiones para el próximo año.

Dentro del actual expediente de regulación de empleo (Erte) que mantiene la factoría valenciana por la falta de chips, que prevé 33 días sin trabajar de septiembre a diciembre, el tercer turno actualmente opera parcialmente y parte de los 700 trabajadores incluidos en él están trabajando en otros horarios para aplicar de forma rotatoria el expediente de regulación a todos los empleados.

El tercer turno se había recuperado tras la vuelta de verano, pero en la práctica la falta de componentes y el nuevo Erte han hecho que su operatividad haya sido mínima, una situación que ha llevado a Ford a plantear su eliminación en 2022 para reducir sus costes. Fuentes de UGT, el sindicato mayoritario en la factoría, mostraron su preocupación por esta situación, que puede generar un excedente de mano de obra a partir de enero, aunque desde la empresa se ha transmitido la intención de reasignar a esos trabajadores en los otros turnos. El complejo de la compañía, que incluye también una planta de motores, emplea en total a más de 6.500 trabajadores.

Reducción salarial

Además de este anuncio, en la reunión de la mesa de negociación abierta entre Ford y los sindicatos para tratar de garantizar un acuerdo de cara a atraer nuevos modelos eléctricos, la compañía insistió en la necesidad de reducir tanto gastos salariales como los días de vacaciones actuales para poder garantizar la competitividad de la planta española.

En este nuevo encuentro la empresa siguió sin concretar la cuantía que estima necesaria para ese recorte y se volvió a encontrar con el rechazo del comité de empresa, que considera que durante los últimos años la plantilla ya ha realizado suficientes cesiones que han permitido la rentabilidad de la planta española. "Nuestras líneas rojas son el recorte de derechos laborales y económicos", aseguran desde el sindicato STM.

La multinacional estadounidense ya ha anunciado su intención de que en 2030 la totalidad de sus modelos sean eléctricos. Para ello ha comprometido inversiones millonarias en sus plantas en Estados Unidos. En el caso de Europa, hasta el momento ha elegido a la planta de coches de Colonia y la de furgonetas en Turquía, además de una factoría de componentes en Inglaterra, para esas inversiones. Una situación que genera incertidumbre en Almussafes.

Ford también presentó una propuesta para el teletrabajo, que de momento los sindicatos consideran insuficiente. Desde UGT descartan el pacto por el momento al no incluir compensaciones ni contemplar horarios flexibles para las jornadas presenciales.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Coches carisimos
A Favor
En Contra

Ya nadie está dispuesto a pagar estos precios y menos si hecha humo

Puntuación 3
#1
Kiko
A Favor
En Contra

Puñeteras noches. Nunca estarán pagadas lo suficiente. Te roban la salud, dificultan las relaciones famíliares y sociales y destrozan el humor. Deberían trabajar a relevos con noches incluidas los directivos y mandos de las empresas. Pronto veríamos como se quitaban de un plumazo. Hay trabajos en las que no hay más remedio, pero son minoría. Una minoría que se reduciría mucho si en los centros de producción no se trabajara en relevos de noche, salvo puestos puntules. Si, lo sé, pero son un tormento, aunque a algunos no les disguste, pero son minoría aplastante.

En fin, es lo que hay.

Puntuación 2
#2