Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos emergentes atraen 17.000 millones en dos meses

Los mercados emergentes se han convertido en los grandes protagonistas del primer trimestre, como demuestran los flujos de entrada de dinero en fondos que invierten en estos países.

Según datos de Morningstar, solamente entre enero y febrero han conseguido atraer 17.152 millones de euros de los inversores europeos, de los que 5.951 millones han ido a parar a fondos de renta variable emergente.

Esta oleada de suscripciones netas en estas categorías de fondos ha sido sorprendente, sobre todo en los de renta fija, teniendo en cuenta las caídas que experimentaron los mercados mundiales a finales del año pasado, que suelen producir más volatilidad en los países emergentes y una huída hacia acivos refugio como la deuda norteamericana y el oro.

¿Qué ha provocado este cambio de percepción de los inversores para que se decanten por la renta fija emergente? Adam McCabe, responsable de renta fija asiática de Aberdeen Standard Investments, explica que el cambio de dirección por parte de la Reserva Federal norteamericana sobre la subida de tipos, el acercamiento entre Estados Unidos y China para intentar alcanzar algún tipo de acuerdo en sus diferencias comerciales y el estrechamiento de la prima de crecimiento entre los países desarrollados y los emergentes han sido catalizadorespara invertir en estos mercados.

La previsión de que la Fed no continue este año la subida de tipos de interés, con la consiguiente reducción de rentabilidad del bono norteamericano y de revalorización del dólar, tiene efectos positivos para los mercados emergentes, menos presionados a su vez para aumentar sus costes de financiación.

Esto ha permitido que los inversores se beneficien de las emisiones de renta fija en moneda local, como se observa en los 3.460 millones de euros que han captado este año los fondos de esta categoría y los 2.976 millones de euros que han entrado en deuda emergente denominada en euros, según Morningstar, en un momento en que los mercados desarrollados se han estancado con una vuelta de las políticas acomodaticias.

"Los mercados en moneda local de los países emergentes siguen siendo nuestro vehículo de inversión a largo plazo preferido", subrayan en Pimco, después de que este tipo de emisiones en dólares se vieran perjudicadas el año pasado por la fortaleza de la divisa norteamericana. "Los amplios diferenciales y las valoraciones asequibles de la deuda corporativa emergente pueden ofrecer el mayor amortiguador de rentabilidad que hayamos visto en mucho tiempo", explican en la firma, una de las mayores gestoras de activos de deuda del mundo, que advierte, no obstante, de la fuerte volatilidad que suele caracterizar a este tipo de mercados y de los volantazos en el flujo de capitales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint