Bolsa, mercados y cotizaciones

Red Eléctrica y Enagás lucen la peor perspectiva de crecimiento del sector en Europa

  • Han abierto nuevas líneas de negocio ante el recorte regulado
Foto: Getty.

En las últimas semanas, Red Eléctrica y Enagás han actualizado sus planes estratégicos para los próximos años. Las dos utilities están bajo la lupa del mercado ante el fin de sus periodos regulatorios -el de la primera acaba en 2019 y el de la segunda en 2020- y los analistas no son nada positivos con ellas después de las fuertes subidas que han registrado en los últimos años.

Cuentan con las dos peores recomendaciones del índice Stoxx Europe Utilities y también tienen las perspectivas de crecimiento menos halagüeñas. En el periodo 2019-2021 los analistas esperan que el beneficio neto de Red Eléctrica retroceda casi un 7% y que el de Enagás se mantenga prácticamente plano. Ampliando el rango hasta el año 2022, la caída de la primera se mitigaría ligeramente hasta el 6% y las ganancias de la segunda retrocederían en torno a un 3%.

En el caso de la empresa presidida por Jordi Sevilla se ha comprometido a incrementar su beneficio por acción (BPA) a un ritmo del 1% anualizado hasta 2022 en el periodo 2017-2022. A efectos prácticos, esto supondría que entre 2018 y 2022 las ganancias de la compañía no aumentaría, ya que el resultado logrado en 2018 ya recogería todo el aumento del beneficio proyectado por el grupo, que ha sido conservador en su nuevo plan.

Enagás no ha anunciado ningún compromiso con respecto a sus ganancias pero sí que pretende incrementar su dividendo de manera constante. Hasta 2020 prevé hacerlo a un ritmo anualizado del 5% y a partir de ese año al 1%. A pesar de que la empresa se ha comprometido a aumentar su dividendo, lo cierto es que los analistas no confían en que pueda hacer lo mismo con sus beneficios, ya que esperan que se mantengan prácticamente planos. Ante un mercado maduro como el español, la gasista ya ha reflejado en su plan estratégico que espera que en 2022 el 40% de sus ganancias provenga del negocio internacional. Además, ante la incertidumbre regulatoria aún el consenso no es homogéneo con respecto al negocio en España y el impacto de la inversión en EEUU en la línea de beneficio no comenzará a reflejarse hasta años más avanzados.

"Desde las salidas a bolsa en los años 90 y los 2000, el sector regulado europeo ha dado retornos de entre el 12% y el 17% anual, el doble que las utilities y el mercado. Sin embargo, en nuestra opinión, los días de hacer dinero fácil se han acabado y el nuevo entorno -caracterizado por mayor disparidad en el comportamiento- favorece aproximarse al sector mediante el stock picking", resaltan en Berenberg. Ambas tienen las dos recomendaciones de venta más clara entre las utilities del Viejo Continente y el porcentaje de analistas que aconseja adquirir sus títulos se queda en el 11,5% en ambos casos. Eso sí, aunque las hojas de ruta de las dos empresas no han convencido a los analistas, la reacción del mercado ha sido bien distinta. Mientras Enagás se anota una subida del 14,5% en lo que va de año, Red Eléctrica cotiza prácticamente plana.

Los planes para compensar

Con un negocio con una rentabilidad elevada, pero con nula o escasa capacidad para crecer, ambas compañías se han lanzado a buscar nuevos campos en los que poder apoyar sus resultados en los próximos años, si bien las opciones que han encontrado aumentarán el perfil de riesgo de las ganancias de ambas empresas. En el caso de Enagás -que ya había entrado en Perú a través de GSP- ha empezado a explorar el mercado americano con la compra del 11% de Tallgrass por 524 millones. La firma espera que el negocio internacional cada vez alcance más peso en su cuenta, pero los analistas advierten de que el camino para conseguirlo no está exento de riesgos.

"Enagás se está acercando al final de su periodo regulatorio. Esperamos que la reforma sea más clemente que el último informe de la CNMC (...), e incluso con un recorte esperamos que sea capaz de generar un flujo de caja atractivo para remunerar a los accionistas y bajar la deuda. El problema es la falta de oportunidades en su negocio doméstico. Y en el caso de la expansión internacional, la compañía todavía tiene que enseñar un track record después de una inversión infructuosa en Perú", advierten en RBC.

Red Eléctrica ha adquirido a Abertis el 89,7% que controlaba de Hispasat por 949 millones de euros, una operación que ha generado dudas en el mercado. "No va a conseguir ninguna sinergia significativa gracias a Hispasat. Aunque esta última tiene una facturación estable y recurrente a medio plazo, su naturaleza intensiva en capital restringirá la capacidad de la compañía para reducir el endeudamiento y aumentar sus pagos", señalan en Bloomberg Intelligence.

"La adquisición supone un giro estratégico que perseguiría la diversificación de los negocios, pero entraría en uno que creemos que es muy distinto de su core", comentan en el Sabadell.

Dos títulos muy rentables para los accionistas

A pesar de que los analistas no auguran un gran futuro para los títulos de ambas firmas, lo cierto es que han sido una inversión muy rentable para sus accionistas. Desde su salto al parqué en 1999 Red Eléctrica ha dado una rentabilidad del 1.294% incluyendo dividendos, lo que supone un retorno anualizado de más del 14%. De hecho, aquel que hubiese reinvertido la retribución en el valor habría obtenido un retorno del 2.135%, un 17% anualizado. En el caso de Enagás, el retorno con dividendos es del 11,6% -un 532% desde su salida a bolsa- y quien hubiese comprado acciones con los dividendos habría alcanzando un retorno del 14% anualizado, un 796%, según datos de Bloomberg.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0