Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca española cobra el doble por los fondos que replican a los índices que el resto

Foto: Archivo

Una de las bondades de los fondos índice es que permiten invertir en un determinado mercado a bajo coste porque, a diferencia de los fondos activos, se limitan a replicar un índice y carecen de gestión más allá de la que implica comprar y vender activos para que el fondo sea lo más parecido a su benchmark de referencia. Pero no todos los fondos índices son igual de baratos. Dentro de los accesibles al particular en España en la categoría de renta variable, hay grandes diferencias en sus comisiones máximas de gestión, pudiendo llegar a ser los de la banca española el doble de caros que los del resto de la industria, según datos de Morningstar.

Excluidos los fondos índice dirigidos al inversor institucional o aquellos que no ofrecen el dato de inversión mínima, la comisión máxima de gestión que cobran de media la veintena de estos productos en euros que las entidades españolas fabrican para el minoritario alcanza el 1,15% frente al 0,45% que aplica el resto de la industria en sus fondos índice (en este otro grupo se encuentran principalmente firmas internacionales, y una entidad independiente española, Inverseguros).

Algunos de estos fondos índice de la banca española disponen, además de la clase pura dirigida al particular, de otra más barata, la clase cartera, para aquellos clientes que tengan suscrito un contrato de gestión discrecional de carteras con la entidad (la rama de negocio que cada vez impulsan más firmas tras la llegada de Mifid II, por la que el cliente delega en el banco o gestora las decisiones de inversión para que sea ésta la que decida en qué fondos debe estar el cliente, en función de su perfil de riesgo, a cambio de una comisión).

Por ejemplo, en el caso de Bankia, que vende el fondo índice de bolsa más caro, el Liberty Euro Stock Market, que replica al índice EuroStoxx 50 y cuya comisión de gestión máxima es del 2,25%, también cuenta con otra gama de fondos indexados que sí incluyen la clase cartera con comisiones más bajas.

Ese mismo mercado, el europeo, puede replicarse más barato, con comisiones que van del 0,2%, del Fidelity Fds Euro Stoxx 50 A-Dis, hasta el 0,9%, de ING Direct FN Euro Stoxx 50.

Es solo un ejemplo que atañe a la bolsa europea. Según explica Giorgio Semenzato, CEO de Finizens a elEconomista, la diferencia de los gastos corrientes de los fondos indexados de la banca española (donde ha incluido a ING) y los de las firmas independientes pueden llegar a ser de hasta cinco veces, y no solo en los productos que permiten invertir a bajo coste en renta variable europea, también en los de bolsa americana. Semenzato señala que los gastos corrientes medios que establecen los fondos índices de la banca que invierten en este mercado son del 0,99% frente al 0,18% de los de los independientes.

Los motivos

Pero, ¿por qué esa diferencia en costes? En opinión de Antonio Banda, CEO de Feelcapital, "los fondos indexados de la banca española están dirigidos a la perfilación de sus clientes. Son productos que, en muchos casos, están preparados para el cliente de banca privada. El banquero privado perfila al cliente comprando distintas áreas del mercado con fondos indexados de la entidad a un coste más bajo que si lo hiciera con sus propios fondos activos". En ese sentido, dice, sí son más baratos, "pero en comparación a lo que cuesta un fondo indexado de Vanguard [una de las mayores gestoras de gestión pasiva del mundo] pueden llegar a ser el triple de caros", argumenta.

El tema del tamaño de la competencia también está detrás de la diferencia en los costes, opina Semenzato, ya que "los fondos indexados son un negocio de escala y un banco español al final no puede competir con gestoras del tamaño de Vanguard". En cambio, Unai Ansejo, co-consejero delegado y fundador de Indexa, considera que la principal razón de la diferencia de comisiones es que "en los fondos indexados de los bancos la mayor parte de los inversores son clientes de la entidad que no comparan con la oferta fuera y por tanto no hay competencia, mientras que en el caso de los otros hay inversor institucional que compara".

Sobre el sentido que tienen los fondos índices en la cartelería de productos de la banca, además de utilizarlos para perfilar a clientes de banca privada y gestión discrecional de carteras, Semenzato señala que "los tienen para demostrar al regulador que tienen una oferta más amplia, pero no los promociona a nivel comercial". De todo el patrimonio que existe en fondos índice de renta variable en España, unos 35.700 millones de euros según datos de Morningstar, que se articulan a través de 81 productos, solo el 7% está en manos de la banca, es decir, unos 2.500 millones de euros. El más grande de todos los que se pueden contratar en España alcanza 3.700 millones de euros bajo gestión, se trata de State Street World Index Equity P EUR H, y permite replicar el MSCI World a un coste del 0,63%.

Coste de un fondo.:

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0