Bolsa, mercados y cotizaciones

Gonzalo Sánchez (Gesconsult): "Global Dominion hace compras buenas, veremos una mejora de su plan estratégico"

Gonzalo Sánchez, gestor de 'Gesconsult Renta Variable' desde noviembre de 2017

Con más de un 7% de subida en 2019, 'Gesconsult Renta Variable' ya ha recuperado lo perdido en 2018. Su gestor, Gonzalo Sánchez, cree que el año actual, a diferencia del pasado, será para ganar más que el Ibex y no para perder menos que él. Aunque reconoce, eso sí, haber hecho coberturas en la última semana para protegerse ante posibles caídas.

En un año en el que el Ibex 35 perdió casi un 15%, Gesconsult Renta Variable cedió un 6,34%, siendo el cuarto fondo de bolsa española que mejor se comportó. Durante buena parte de 2018 defendió, incluso, el primer puesto. Su gestión, desde noviembre de 2017, depende de Gonzalo Sánchez, que antes de coger las riendas oficialmente ya cubría el 80% de los valores que hoy tiene en cartera porque su labor como analista en la casa se remonta a 2011.

A cierre de 2018, un 98% del fondo estaba invertido. ¿Cómo ha variado esta cifra?

En ese 98 % estaba incluido un 6% de Europac. Pienso en ella como liquidez porque así la hemos usado desde que se lanzó la opa. La liquidez actual es del 92%, sin las europacs. Lo que hemos ido haciendo, aparte de aumentar un poco la liquidez, es ir rotando desde una cartera bastante cíclica, que funcionó bastante bien la primera parte del año, a posiciones algo más defensivas.

¿Cree que la fuerte subida de la bolsa española es la antesala de una corrección?

No nos vamos a engañar. La semana pasada hicimos unas coberturas en Gesconsult Renta Variable del 3-3,5 % del fondo, y en los mixtos subimos al 6%. ¿Por qué? Porque la bolsa ha subido muy fuerte en base a palabras y lo que le hace falta son realidades.

En 2018 no hubo refugios para el inversor, ¿los habrá en 2019?

Es difícil de decir. El año pasado partimos de una situación muy distinta porque provocó sorpresa. Y este año es más difícil que provoque sorpresa porque igual que en 2018 hubo dos partes, 2019 parte de un inicio en el que todo el mundo sabe que los fundamentales a nivel macro ya no son los que eran.

¿Volverá a ser un año de perder menos que el Ibex o se podrá ganar más que índice?

Este año se puede hacer ganancias. La macro no es la que era, pero a la vez hay compañías que se han quedado muy baratas, de mucha calidad, y que van a tener los resultados bastante atados los próximos dos años. Hemos podido hacer una cartera muy buena.

¿A qué compañías se refiere?

En el caso de Cie, que partía de los 20 euros el año pasado, en el entorno de las 6 veces ev/ebitda, me parece un momento incomparable para comprar una compañía que tiene esa diversificación y resistencia de resultados. En CAF, por ejemplo, compras casi 5 años de cartera, con una contratación ultra diversificada en contratos de 200-300 millones con un total de 8.000, con unos clientes que son, en general administraciones públicas, que da aún más seguridad, y con unos márgenes que deberían ser bastante buenos. Otro ejemplo sería Navigator.

El sector papelero tiene un peso importante en su cartera…

Sí, además de en Navigator, estamos en Altri y en diciembre volvimos a Ence. En enero hemos ido incrementando la posición en celulosa porque creemos que las dudas que había a corto plazo se están despejando. La incógnita era China. China, cuando quiere, ejerce una fuerza muy grande sobre los vendedores de pulpa en América del Sur, pero la realidad es que los fundamentales son muy claros, para este año, el que viene, 2021 y 2022. También tenemos presencia en Miquel y Costas e Iberpapel, dos compañías que por liquidez no lo hicieron bien el año pasado, pero con sólidos fundamentales a largo plazo.

Una parte de su cartera está en valores de pequeña capitalización, ¿cuánto tiempo tardaría en deshacer su cartera?

Habría que hacer un análisis de sensibilidad, que da una matriz, y en función de la estrategia de precios lo haces de una manera u otra, siendo más o menos agresivo, pero podría estar entre una semana a diez días, según esa agresividad en precio. El tema de la liquidez siempre es un problema, y cuando hay caídas, se nota en este tipo de valores. Pero a largo plazo, donde más valor se puede generar es en valores de pequeña y mediana capitalización.

Su mayor posición es Global Dominion, que capitaliza en torno a 800 millones...

Sí, el mejor momento para comprarla el año pasado se produjo al final de 2018. En diciembre se fue a los 4 euros y compramos un poquito más. Tenemos mucha confianza en que sus resultados serán muy sólidos, está creciendo consistentemente por encima de su plan estratégico, por encima del 7% orgánico, con la diferencia de que las compras que han ido haciendo aportarán más que nunca. Había compras que estaban en ebitdas negativos porque son muy oportunistas comprando. Hacen compras muy buenas, en unos precios que realmente las están poniendo en valor. Creemos que será capaz de seguir mejorando los márgenes. Y es más que probable que veamos una mejora del plan estratégico de aquí a unos meses.

¿Mantiene su exposición al sector financiero?

Hemos cogido un poco más de Santander, pero mantenemos el sector infraponderado. Tenemos sobre todo Unicaja y Bankinter, que son las dos posiciones con mayores colchones de capital a nivel español. La diversificación de ingresos de Bankinter solo es igualada con CaixaBank, solo que CaixaBank tiene un problema grave con el tema de las hipotecas IRPH, y es algo a lo que no queremos estar expuestos. Esa diversificación de Bankinter va a llevar a que su crecimiento en términos de volúmenes sea del entorno del 5%, con las primas de Línea Directa aseguradora creciendo y con unos beneficios al alza.

En el caso de las socimis, ¿en qué ideas confía?

Estamos en Lar, Merlin y Árima. Son ideas muy distintas. Merlin es más una historia de incremento de ocupaciones, de toda la mejora que está habiendo en el sector de las oficinas, de un buen descuento sobre el valor de los activos. En Lar los catalizadores es que prosiguen las ventas, los dividendos extraordinarios, y el negocio retail le está funcionando muy bien. Consistentemente el equipo gestor demuestra que es capaz de llevarlo muy por encima de lo que están creciendo las ventas retail en España. En Árima es una apuesta por el equipo gestor, que ya hizo una labor realmente buena al mando de Axiare, con las compras de oficinas, que al final es un sector que, cuando lo analizas, ves que todavía hay mucho recorrido.

¿Sigue en OHL?

No, estuvimos al principio del año pasado y las vendimos en el entorno de los 3,3 euros. El grupo Villar Mir deshaciendo posiciones nos fue dando los indicadores para vender lo poco que teníamos en la compañía y creo que ha sido una buena estrategia.

¿Ha analizado qué impacto puede tener en su operativa diaria la Tasa Tobin?

No somos de hacer mucha rotación de activos. El año pasado debió de estar en un 0,80. Intentamos hacer las operaciones que necesitamos en cada momento y la Tasa Tobin no nos va a cambiar nada porque cuando haces una operación no es en base a su fiscalidad.

Una de sus últimas incorporaciones ha sido Grifols, ¿le preocupa su endeudamiento?

Construimos la posición a lo largo del año pasado. Normalmente no me gustan las compañías que están tan endeudadas, pero Grifols es una excepción porque su negocio tiene muchísimo sentido. El negocio de las proteínas está captando cada vez más diagnósticos y mercados. Es cierto que han ido incrementando la deuda, pero creo que lo han hecho con muchísimo sentido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0