Bolsa, mercados y cotizaciones

'Mister' Barratt ha dado las llaves a más de 400.000 familias británicas

Fuente: Barratt Developments

Uno podría pensar que el 'Brexit' desplomaría el precio de las casas en el Reino Unido, pero desde entonces ha repuntado cerca de un 7%. La firma inglesa Barratt, una de las más potentes en el país, es el tercer valor más alcista del Eco30.

El número 10 de Downing Street, con sus ventanas rectangulares, alargadas y simétricas y esa ventana en forma de abanico situada sobre la puerta que ha visto entrar a tantos líderes mundiales, es de estilo georgiano -por los Jorges que reinaron en Inglaterra-. Si bien su construcción se remonta a finales del siglo XVII, a día de hoy habría sido levantada con toda probabilidad por Barratt Developments, uno de los constructores residenciales más grandes del Reino Unido, y el valor destacado de esta semana en el Eco30, el índice de bolsas mundiales elaborado por elEconomista y calculado por Stoxx.

Cuenta la leyenda que Lawrie Barratt, el fundador, no podía permitirse comprar la vivienda que quería, así que decidió construir una por su cuenta y empezó un negocio que en 2014 ya había edificado 400.000 hogares. Dos terceras partes de los analistas que vigilan a la compañía británica recomiendan poseer sus acciones en las carteras de inversión: gusta su posición dominante en el sector inmobiliario del país y las ganancias futuras.

El beneficio bruto (ebitda) crecerá cerca de un 17% entre 2017 y 2021, año en que superará los 1.000 millones de euros, según la cifra de consenso del mercado que recoge FactSet. Además, de acuerdo con las previsiones de ganancias, sus beneficios se compran mas baratos que los de sus comparables. El PER (veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) es de 8,2 veces frente a la media de 9,6 veces de las firmas con mayor tamaño en bolsa de la industria y en línea con la de sus competidores directos: Taylor Wimpey, Persimmon y Berkeley Group.

El precio de la vivienda

El precio medio de una vivienda en julio de 2016, un mes después del referéndum en el que ganó el Brexit, era de 215.000 libras y ha subido un 7% en el Reino Unido, hasta situarse en el entorno de las 230.000 pounds. Sin embargo, el crecimiento casi se estancó en enero, según indican desde el banco Nationwide, registrando su peor dato en seis años, algo que para algunos da a entender que se está enfriando el mercado inmobiliario.

Poder comprarse una casa o no, esa es la cuestión, parafraseando a Shakespeare. "Miembros del Parlamento y activistas han acusado a las grandes firmas de construcción de mantener la oferta de viviendas deliberadamente baja, con el fin de elevar los precios", sostienen desde The Bureau of Investigative Journalism. Insisten en que Gran Bretaña sufre una escasez de viviendas.

Solo en Londres, que es un caso particular, el alcalde Sadiq Khan ha manifestado que la capital necesita 64.935 casas nuevas cada año, según recogen desde la agencia inmobiliaria Knight Frank. Londres tiene otro problema encima y es que "será la más penalizada de las regiones en un momento en que su futuro como centro financiero se está decidiendo", apuntan desde Bloomberg. Se espera que los precios en Londres caigan un 2% anual en 2019, aunque la construcción para alquilar seguirá creciendo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin