Bolsa, mercados y cotizaciones

Álex Fusté (Andbank): "El mercado de deuda europeo vive una situación de burbuja"

  • "Veo probable que los inversores conservadores españoles vuelvan al depósito"
  • "El principal riesgo en Europa es la normalización del mercado de bonos"
  • "Creo que es momento de comprar bancos españoles"
Foto: Elisa Senra

El escenario central de Andbank no contempla una recesión en 2019 ni en 2020, tal y como explicó la entidad en su presentación de perspectivas este jueves en Madrid. Pero los riesgos, particularmente los vinculados a la deuda corporativa, siguen inquietando a Álex Fusté, economista jefe del banco.

¿Qué es lo que más le preocupa a día de hoy en los mercados?

Mi principal preocupación continúa siendo la debilidad estructural del mercado de deuda corporativo. Si se produce un repunte masivo de las ventas de bonos corporativos por parte de inversores minoristas (que son un agente importante, ya que alcanzan un volumen de 300.000 millones de dólares) no encontrarán una respuesta suficiente por parte de las manos fuertes del mercado. Sospecho que las caídas de las bolsas en el último trimestre se iniciaron por un deterioro en el mercado de deuda corporativa: alguien vendiendo, nadie al otro lado de la mesa, una caída de los precios que los algoritmos ven y a su vez activan más ventas, de nuevo nadie en el otro lado, nuevas caídas... Eso trastocó los planes de emisión de las empresas, sobre todo las high yield, que viendo que se disparaban los diferenciales decidieron no acudir al mercado. ¡En todo diciembre no hubo ni una sola emisión de high yield!  

¿Es éste, en su opinión, el riesgo número uno?

Sin duda alguna. Por ese motivo, por esa vulnerabilidad del crédito, la Reserva Federal tiene que ser muy cuidadosa con las condiciones de retirada de liquidez. 

¿No lo está siendo ya?

Parece que ha habido un cambio de enfoque. La Reserva Federal ha visto los riesgos de retirar tanta liquidez, que se manifestaron en el mercado de deuda corporativa, que fue el origen del descalabro de las bolsas. Por eso Jerome Powell [el presidente del Banco Central estadounidense], rectificó su discurso hacia un tono mucho más benigno. 

¿Cree que los inversores conservadores, después de un 2018 nefasto, volverán a los depósitos aunque no paguen nada o casi nada?

Sin duda. La situación del mercado de deuda en Europa es de burbuja, no por el volumen, que también, sino porque los precios son excesivamente altos y eso redunda en rentabilidades excesivamente bajas. Esto provoca que el inversor en deuda se traslade hacia su segmento natural, que es el depósito… pero, que al fin y al cabo, le va a dar cero. La ventaja que tiene el depósito no cae de precio y la deuda sí. 

¿Ve venir en 2019 o 2020 una recesión en EEUU?

Como escenario central, no la contemplamos esos dos años. El riesgo de equivocarme estaría relacionado con que la Administración Trump siguiese cerrando el Gobierno durante meses; eso alimentaría las posibilidades de recesión. El Gobierno cerrado provoca una crisis de confianza monstruosa en consumidores y en empresarios. Una nueva escalada de las tensiones entre Pekín y Washington también provocaría un deterioro de la confianza.

Pero su escenario central no es ese. 

No, nuestro escenario central apunta a una resolución satisfactoria [de la guerra comercial]. El presidente Donald Trump quiere presentarse a la reelección y ganar, por lo que necesita ofrecer al electorado calma y sosiego.

¿Y en Europa?

En Europa el riesgo tiene nombre y apellidos: una necesaria normalización en el mercado de deuda. Tiene que dejar de estar en esta situación de burbuja a la que me he referido. Las TIR de todos los bonos tienen que ajustarse 200 puntos básicos como mínimo. Me refiero a las de todos los bonos de gobierno, en todos los tramos de la curva y en todos los bonos corporativos. Éste es El Riesgo, en mayúsculas, porque este endurecimiento de las condiciones de deuda tendrán que digerirlo las empresas a la hora de financiarse y va a ser duro. 

¿Es un riesgo que puede asomarnos a una recesión en 2019 o 2020?

Depende de si el Banco Central Europeo (BCE) sabe graduar esa transición.

¿Confía en que así sea? 

Si la institución ha sido capaz de llegar donde ha llegado para evitar el colapso en 2012 y los años posteriores, no va a tirar por la borda todos sus esfuerzos. Endurecerá las condiciones de manera muy gradual, de modo que serán todavía laxas.

Con el telón de fondo de las subidas de tipos en Europa, aunque no se esperan hasta 2020... ¿es hora de comprar bancos españoles?

Nos gustan más los bancos pequeños que los grandes, porque se han especializados en las líneas de negocio rentables. Pero sí, estaría en bancos españoles. Porque ahora el MSCI Bancos Europa está en un nivel crítico desde el que de forma recurrente ha rebotado en el pasado, siempre, eso sí, que las autoridades monetarias han salido al rescate con alguna medida. Creo que es posible que el BCE aplique un segundo TLTRO (targeted longer-term refinancing operations), un programa de liquidez que aplaque el riesgo de quiebras bancarias en Europa, y España en esa tesitura podría recuperar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0