Bolsa, mercados y cotizaciones

"Mucha gente cuando se acerca a Latinoamérica lo hace con desánimo"

¿Ha cambiado realmente América Latina los últimos 20 años? Esa es la pregunta que han tratado de resolver distintos expertos en la mesa redonda que se ha celebrado bajo este título durante el Foro Latibex que ha tenido lugar en la Bolsa de Madrid.

"Mucha gente cuando se acerca a América Latina lo hace con desánimo porque esperaban ver algo que durante los últimos 20 años no se ha producido. Hace dos décadas la renta per cápita de América Latina era del 20% del PIB de EEUU, hoy es el 24%; frente a Asia que ha pasado del 11% a más del 50% actual. En conjunto, la región ha pasado de pesar entre el 15-16% al actual 7%, siendo aproximadamente el 8% de la población mundial", asegura José Juan Ruiz, economista y uno de los mayores expertos en la región. 

El devenir de la región en las últimas dos décadas no sólo ha venido determinada, en su opinión, por lo que desde allí hayan podido realizar las autoridades, sino por una competencia brutal de Asia. "No se trata sólo un fracaso de América Latina, sino es, sobre todo, un gran éxito de Asia". 

Sebastián Nieto-Parra, economista líder para América Latina del centro de desarrollo de la OCDE, reconoce que "se necesitan mejores instituciones y nuevas políticas por el lado de la educación o de la sociedad. Todos los casos de corrupción que han salido en los últimos años en América Latina es porque las instituciones están funcionando. En los últimos años, se han venido haciendo esfuerzos, pero siguen siendo prioridades de políticas públicas", concluye.

La importancia de las clases medias

"Dentro de Latinoamérica hay grandes historias de éxito como República Dominicana, Perú o Panamá e historias de grandes fracasos como Venezuela o Argentina. Sin embargo, cuando se habla de América Latina sencillamente hablamos de dos países: Brasil y México. América Latina, por todas estas razones, es la mediana de la renta per cápita mundial. Si ustedes tienen negocios y su objetivo de público son las clases medias no se deben perder el experimento que supone América Latina", apunta el economista para resaltar la necesidad que tiene las empresas de acudir a esta región. 

"Asia no sólo ha crecido más que América Latina, sino que a nivel de volatilidad su perfil es mucho más bajo. Y la volatilidad que existe en Latinoamérica lo que genera es que el shock que se pueda producir en una economía concreta se extiende mucho más rápidamente al resto de estados. Esto es Latinoamérica. Y si no están preparados para entender esta volatilidad no vayan. 

Lo más importante que ocurre en América Latina es que mucha de esta volatilidad viene de la persistencia desde hace décadas de los problemas. Un problema persistente es que el crecimiento potencial que tiene la región no aumenta. Cuando uno mira qué es lo que le ha ocurrida a Latam desde la crisis se dará cuenta de que muy pocos países de la región –entre ellos Chile o Ecuador- tienen tasas potenciales de crecimiento superiores", asegura. 

Problemas de América Latina

En esta enumeración de las causas que han llevado a la región a la situación actual, José Juan Ruiz habla, en primer lugar, de la pobreza. "No es sencillamente un número. Supone un 23% de la población, frente al 65% que supone para toda la región la clase media. Sin embargo, hay que tener en cuenta que un tercio de ella está en riesgo de volver a la pobreza y eso genera miedo". 

La desigualdad es el segundo de los problemas. "Es la zona más desigual del mundo desde del África subsahariana. América Latina, sin embargo, ha sido la única región del mundo capaz de compatibilizar la entrada en la globalización con una reducción de la pobreza y también de la desigualdad. China, por ejemplo, ha sido capaz de rebajar la pobreza, pero con una desigualdad que es mucho mayor. 

Además, el experto menciona la situación de alta violencia que sufre la población. De las 50 ciudades más violentas del mundo, 40 están en América. "El miedo que existe allí es físico, no se teme por la pérdida de una determinada cultura". 

¿Por qué no ha dado el salto?

"No ha sido capaz", sostiene el economista, "porque invierte poco y porque la productividad no crece. Asia, por ejemplo, invierte casi el doble que América Latina, con un 19% sobre el PIB. Sin embargo, Latam crece a pulso y a base de un incremento del número de trabajadores, entre ellas, la incorporación de las mujeres al mercado laboral que es lo que realmente ha sacado de la pobreza a América Latina, más allá del precio de las commodities (materias primas)". 

Según datos facilitados por Ruiz, el 70% de los trabajadores de la región está en empresas con menos de cinco trabajadores, lo que representa menos formación, menos salario, menos regulación… y esto es un problema mayúsculo". El mayor problema, para el experto, es que "el contrato social actual" que existe en la región "no se puede financiar con crecimientos inferiores al 3% de la economía debido a la baja calidad de las instituciones, por la corrupción". Es lo que sucede con países como Nicaragua o Argentina que parece que han vuelto, afirma, al punto de partida. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.