Bolsa, mercados y cotizaciones

La marihuana protagoniza la nueva burbuja financiera: los productores de cannabis suben al ritmo del bitcoin en sus mejores tiempos

  • El sector factura al año 13.000 millones de dólares en todo el mundo

La legalización del consumo de marihuana para uso recreativo en Canadá ha desatado la euforia sobre los productores de cannabis que cotizan en bolsa. Los expertos advierten de que se está generando una enorme burbuja comparable a la bitcoin y alimentada por la expectativa de que otros países desarrollados sigan el mismo camino de Canadá.

La última escalada del bitcoin que le llevó a rozar los 20.000 dólares, supuso un rally de más del 300% en prácticamente un mes. Tilray, que se ha convertido en un pestañear en la compañía de cannabis más valorada del mundo, ha subido más de un 1400% desde que debutó en bolsa el pasado 20 de julio.

Las acciones debutaron a 17 dólares por acción. En estos días se está intercambiando por más de 200 dólares, superando la capitalización de 16.000 millones. La acción se está convirtiendo en una auténtica locura, subiendo y bajando en una sola sesión un 40%.

Tilray es la última compañía que se acaba de apuntar al enganche del mercado por el cannabis. Pero la burbuja de la marihuana se lleva gestando desde el año pasado cuando Canadá comenzó a preparar su legalización para uso recreativo. La medida, que ha convertido al país en el segundo industrializado del mundo -por detrás de Uruguay- en permitir su consumo lúdico, generó unas expectativas desmesuradas a principio de año, para una industria incipiente con pequeños productores canadienses. Ahora Wall Street ha multiplicado las posibilidades del sector con el interés de grandes inversores de abrir mercado, tanto para el negocio farmacéutico como el de bebidas.

Las cotizadas han disparado su capitalización hasta los 68.000 millones frente a los 12.000 millones de hace un año

Según datos recopilados por Bloomberg, actualmente hay cien compañías que cotizan en el mercado vinculadas a la marihuana. La mayoría son productores de cannabis canadienses, pero también hay farmacéuticas y tecnológicas que investigan y desarrollan productos basados en la famosa planta en EEUU. Y alguna australiana.

La centena de compañías tiene un valor de mercado de 68.000 millones de dólares. En octubre del año pasado la capitalización apenas llegaba a 12.000 millones de dólares. Y a principio de año, con el primer subidón del mercado, la cifra se situaba sobre los 28.000 millones.

Este segundo boom coincide con la bienvenida que le ha dado el mercado estadounidense a estas compañías. La mayoría de cotizan en Canadá teniendo menor visibilidad para los inversores de todo el mundo, pero Tilray ha roto el reinado de Canopy, Aurora y Aphria (las tres mayores productoras de cannabis), dando el salto al Nasdaq.

Si el bitcoin se ha revalorizado un 7.000% en los últimos cinco años, Aurora acumula una apreciación del 21.800%

Tilray es la compañía que mejor representa la esquizofrenia del mercado cuando un activo se pone de moda. Pero el resto de compañías no han sido ajenas a las fuertes oscilaciones desde mediados de agosto. Las acciones de Canopy, Aurora y otra canadiense como Cronos que cotiza en el Nasdaq se han revalorizado un 100%.

No es de extrañar que muchos expertos comparen a estas compañías con la burbuja del bitcoin y las criptodivisas vivida recientemente. Si el bitcoin se ha revalorizado un 7.000% en los últimos cinco años, las tres grandes compañías canadienses de cannabis han aumentado más de un 1.000% en el mismo período, y Aurora acumula una apreciación del 21.800%.

"Hay otra gran similitud entre el cannabis y las divisas digitales ya que se benefician del potencial de un cambio regulatorio", destaca Mati Greespan, analista de eToro. Una de las razones que explican las valoraciones tan altas de este tipo de compañías es la legalización de la marihuana en Canadá y cómo puede influir en EEUU y en otros países.

Pero la otra variable que manejan los especuladores es que también en los próximos años se abra el mercado para aplicaciones medicinales. En Norteamérica el uso del cannabis con fines terapéuticos está muy extendido y hay cierta parte de la industria farmacéutica que trabajan en el desarrollo de productos basados en el cannabidiol de la marihuana, que no tiene efectos psicoactivos.

Precisamente, sobre Aurora es donde hay más ruido con el posible interés de ser adquirida por Coca-Cola para explotar esta vertiente de la marihuana. "Estamos observando de cerca el crecimiento del CBD no psicoactivo como ingrediente de las bebidas funcionales para el bienestar", ha dicho recientemente un portavoz de Coca-Cola.

El sector de la alimentación está siendo uno de los culpables de calentar la marihuana en bolsa. El propietario de la cerveza Corona, Constellation Brands, aumentó su participación en Canopy, con la idea de lanzar su propia línea de bebida basada en la marihuana.

Muchos expertos tampoco se cortan en señalar que los productores de cannabis les recuerdan a las puntocom

Cerveceras y compañías de bebidas alcohólicas están apostando fuerte por productos basados en el cannabis. Diageo, uno de los líderes mundiales de bebidas espirituosas, mantiene conversaciones con al menos tres productores canadienses de cannabis sobre un posible acuerdo. Y Heineken ha sacado a la venta una marca especializada en bebidas no alcohólicas con infusión de THC, el ingrediente activo de la marihuana.

Muchos expertos tampoco se cortan en señalar que los productores de cannabis les recuerdan a las puntocom. Estas compañías tienen unas elevadas valoraciones que suelen disparar los ratios de beneficios y ventas por acción. Las tecnológicas en el 2000 también la tenían, con los PER por los aires. Como ahora las acciones estaban muy caras si se le aplicaba el análisis fundamental, pero los inversores solo veían el crecimiento futuro de las empresas basado en expectativas.

"Sobre la perspectiva de ingresos a 12 meses, las acciones de los 10 principales productores de cannabis por capitalización de mercado tienen una relación precio por facturación de media en 200", indica Keith Speights, analista especializado en el sector farmacia. Es decir, las compañías valen 200 veces más en el mercado que lo que pueden facturar. El experto señala que el ratio supera 300 veces para el caso de Tilray, la compañía de cannabis más cara del mundo.

Según la consultora especializada en el sector Arcview Market Research, la industria de la marihuana factura alrededor de 13.000 millones de dólares anuales. El 85% de los ingresos provienen del gasto farmacéutico. La previsión es que el volumen global del negocio en 2022 ascienda a más de 32.000 millones de dólares. La firma contempla una apertura del uso recreativo progresivo en EEUU y le sigan otros países desarrollados. Actualmente, solo es legal consumir marihuana en California, Nevada y Massachusetts

Speights que está siguiendo el mercado en los últimos años cree que la perspectiva es demasiado optimista al incluir una legalización de la marihuana a nivel federal en EEUU. El experto subraya que este potencial crecimiento se traduce en un incremento sostenido para los próximos años de más del 20%. "No hay sector comparable que pueda tener estas cifras", indica.

"Muchos productores de marihuana no sobrevivirán porque no creo que los inversores continúen valoraciones que están tan fuera de línea con todas las demás industrias comparables", destaca en un informe. El sector farma, el de productos saludables, el del tabaco o alcohol crecen como mucho a un ritmo del 5% anual.

Los activos de cannabis han campado por el mercado casi sin opciones bajistas

La percepción de burbuja de burbuja no es única y ya empieza a estar extendida por el mercado. Las posiciones en corto, los inversores que invierten prestando sus acciones para recomprarlas luego a precios más bajo, sobre estas compañías se han disparado durante este verano hasta los 1.500 millones de dólares incrementándose un 44%, según los analistas de S3 Partners.

Aquí hay otro paralelismo con el bitcoin y las divisas digitales. Los activos de cannabis han campado por el mercado casi sin opciones bajistas. En caso de las criptodivisas hay escasas posibilidades de apostar a la baja y con los productores de cannabis las opciones de hacerlo son muy caras por la falta de liquidez y de inversores institucionales que presten sus acciones.

Pese a ello cada vez más inversores asumen el coste de mantener la posición bajista. De media, la comisión que se paga para tomar prestada las acciones que permite la operativa en corto se sitúa de media en el 22%, cuando se paga un 0,03% normalmente por otras empresas como General Electric o IBM, destacan desde S3 Partners.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Buena Fuente de Impuestos
A Favor
En Contra

Buena fuente de impuestos ,,legal en muchos paises europeos ,Alemania ,Holanda ,etc y algunos estados Americanos , ,,,Mientras aqui haciendo el tonto,,sin recoger un duro de impuestos ,,manteniendo mafias ,, y arruinando la vida a miles de consumidores y chavales ....pais de masteres,,corruptos y,impunidades y ninis..

Puntuación 9
#1