Bolsa, mercados y cotizaciones

La vieja Pescanova se dispara un 12% coincidiendo con la apertura del juicio contra la ampliación de capital de Nueva Pescanova

Alta especulación en las acciones de la vieja Pescanova. Los títulos han subido un 12% tras varios días de descensos pronunciados por la imposición de fianzas millonarias contra la empresa y la antigua cúpula directiva. El ascenso de hoy coincide con la última bala que tienen los accionistas y Fernández de Sousa para recuperar el 20% de participación en Nueva Pescanova, con la apertura del juicio para intentar suspender la ampliación de capital de 135 millones.

Hoy se ha celebrado la primera vista del juicio contra la ampliación de capital de Nueva Pescanova, que condenó a los accionistas de la matriz a diluir capital y quedarse solo con el 1,6% de la compañía, en el Juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra.

Pescanova entró en concurso de acreedores en 2013, y dos años después se aprobó su reestructuración, que conllevó su división: la parte productiva quedó bajo control de la banca acreedora, agrupada en Nueva Pescanova; mientras la vieja quedó como una sociedad de cartera en manos de los minoritarios, cuyo principal activo era un 20% de las acciones de la Nueva Pescanova.

Los accionistas de la vieja Pescanova, con Fernández de Sousa al frente que tiene un 7% de la antigua matriz, denunciaron la ampliación de 135 millones que ejecutó los nuevos gestores y a la que rechazaron acudir.

Una vez ejecutada la ampliación de la nueva sociedad supuso la dilución de su peso en el capital de esta última, que pasó del 20% al 1,65% actual.

La vieja Pescanova denuncia que la operación no obedecía al interés de reforzar el capital de la Nueva, sino que en realidad pretendía diluir su porcentaje de acciones.

Riesgo de insolvencia

La subida de hoy supone un pequeño alivio para los accionistas que en los últimos días han visto un gran descalabro de las acciones al cerrarse la instrucción del caso que investigaba el falseamiento de cuentas de Pescanova por parte de los antiguos gestores.

La Audiencia Nacional ha pedido fianzas para la empresa y el antiguo equipo gestor de casi 1.000 millones de euros. La empresa se enfrenta a una finanza de 348,2 millones de euros, por las multas que se han solicitado por parte de la acusación y a 602,9 millones por responsabilidad subsidiaria del antiguo equipo gestor.

La vieja Pescanova asegura que los depósitos que le exige el juez De la Mata supone entrar en "insolvencia temporal" por la ejecución de las mismas contra su patrimonio. Pescanova ha anunciado que va a recurrir el auto. Las fianzas exigidas deberán presentarse en un plazo de cinco días, y de no hacerlo "se procederá al embargo de sus bienes en cuantía suficiente para cubrir las sumas fijadas".

El tema de las fianza apunta a abrir otro frente judicial entre la vieja y la nueva Pescanova. La cotizada asegurada que las consecuencias judiciales afectaría a los acuerdos concursales y "Nueva Pescanova se ha de hacer cargo de las consecuencias económicas de una hipotética sentencia condenatoria".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado