Bolsa, mercados y cotizaciones

El primer zapateo de Spotify en bolsa ofrece a la compañía un valor de 29.500 millones de dólares

Spotify, el mayor servicio de streaming de música del mundo, vibró el martes con su particular estreno bursátil en la Bolsa de Nueva York. Un listado directo, donde la compañía no recaudó capital, que ofreció a sus acciones un precio de 165,90 dólares en la primera negociación pública, lo que implica una rentabilidad de más del 23% con respecto a los 132 dólares que la New York Stock Exchange usó como referencia. La compañía perdió fuelle a lo largo de la jornada y acabó ganando al cierre un 12,89% hasta situarse en los 149,01 dólares.

Un compás que ofreció a la empresa sueca fundada en 2006 por Martin Lorentzon y Daniel Ek, quien en estos momentos capitanea Spotify, un valor de mercado de 29.500 millones de dólares, muy por encima de lo que barajaba el mercado. Según datos de Dealogic, el servicio de streaming se postula ya como la tercera mayor salida a bolsa tecnológica en EEUU de la historia. 

Sin embargo, previamente, Ali Mogharabi, analista de Morningstar, estimó que un valor razonable para los títulos del servicio de streaming rondaría los 113 dólares, lo que ofrecería a la empresa una capitalización bursátil de 21.000 millones de dólares.

"Creemos que Spotify puede beneficiarse de varios efectos de red que ayudarán a la empresa a aumentar sus usuarios y a acumular activos intangibles valiosos asociados con datos de usuario y preferencias de escucha", señaló Mogharabi quien también indicó que la empresa "enfrenta una competencia intensa y tiene una estructura de costes mayoritariamente variable que puede limitar el apalancamiento operativo y la rentabilidad futura de Spotify".

Es por ello, que para muchos sigue siendo peculiar que la sueca optase por un listado directo en bolsa. Alex Ibrahim, director de listados internacionales del NYSE, parte de InterContinental Exchange, explicó a elEconomista que este método "implica que no hay una recaudación de capital" pero, aún así, Spotify ha requerido "un mecanismo de liquidez para que los inversores que ya poseen acciones de la empresa, como es el caso de sus empleados, puedan vender dichos títulos en un mercado regulado".

Spotify, que no es rentable, opera en 61 países y cuenta con 159 millones de usuarios en todo el mundo. A comienzos de este año, el servicio de streaming contaba con 70 millones de usuarios de pago. En una carta abierta publicada antes de su estreno en Nueva York, Ek advirtió a empleados y aficionados: "A veces tenemos éxito, a veces tropezamos (...) No tengo duda de que habrá altibajos". De todas formas Spotify espera que sus usuarios de pago alcancen los 96 millones a finales de año y que sus ingresos suban un 30% hasta los 6.60 millones de dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0