Bolsa, mercados y cotizaciones

Los bancos tendrán cuatro años para formar a los empleados que asesoran

  • La CNMV podrá recurrir al 'mistery shopping' para ratificar su cumplimiento
  • Los que informen deberán acreditar 80 horas de formación

Quedan poco más de dos meses para que el Ministerio de Economía publique la transposición a la ley española de la Directiva que, bajo el nombre de Mifid II, promete revolucionar la comercialización y asesoramiento de productos financieros y, de momento, lo único que ya se conoce son los conocimientos que tendrán que acreditar todos aquellos profesionales que darán servicio financiero a los clientes, ya sea solo de información o también de asesoramiento. La mitad de profesionales cuenta ya con títulos externos.

Ayer la publicación de la Guía Técnica sobre Formación por parte de la CNMV dio respuesta a tres de las grandes inquietudes que intrigaban a los profesionales del sector: cómo será la formación, quién la dará y qué plazo tendrán para adecuar sus conocimientos a la nueva Directiva Mifid II.

Sobre la primera de estas inquietudes, y tal como se esperaba, la CNMV ha sido muy laxa ya que, según apuntan fuentes del organismo regulador, "se ha buscado la flexibilidad en las vías de formación y la calidad en los resultados". Esa flexibilidad supone que los empleados de servicios financieros (aquí se incluye tanto personal de banca, como empresas de servicios de inversión, eafis o gestoras de fondos) no estarán obligados a acudir a formación externa para probar sus capacidades financieras ya que, aunque ésta es una de las posibilidades, las propias entidades también podrán formar a sus empleados, tal y como reclamaba la banca, siempre que acrediten que se cumple con los requisitos que establece la Guía Técnica de la CNMV. Eso sí, para evaluar este tipo de formación, la CNMV realizará un "plus de supervisión".

¿Qué tienen que saber?

Entre estos requisitos, comunes tanto para quien solo vende productos como para quien asesora sobre los mismos, están el de tener información sobre los mercados financieros, conocer las características de los productos que venden (gastos y costes incluidos), saber a qué tipo de clientes van dirigidos, conocer el riesgo y las implicaciones fiscales de los mismos, analizar la posible evolución de los productos en base a las cifras económicas o tener conocimiento de las normativas de abuso de mercado y blanqueo de capitales. Además, los que asesoren a los clientes deberán cumplir también con los requisitos y obligaciones de idoneidad, evaluar los materiales ofrecidos a los clientes, la estructura de mercado para cada tipo de producto, conocimientos básicos de valoración y fundamentos de gestión de carteras. En ambos casos, se establecen también las horas mínimas que deberán tener los cursos de formación y estas serán de 80 horas en caso de los que solo den información y de 150 si también se da un servicio se asesoramiento, además de una actualización anual de esa formación, que como mínimo será de 20 y 30 horas, respectivamente. Y eso sin tener en cuenta que en todos los casos se requerirá tener una experiencia mínima de seis meses a jornada completa para dar información y/o asesoramiento.

Resuelto el quién, y a falta de conocer la lista de acreditaciones que se publicará en las próximas semanas, quedaba por saber cuánto tiempo tendrán estos empleados para adecuar sus conocimientos a la nueva Directiva europea. Pues bien, la CNMV establece que se dispondrá de un plazo de hasta cuatro años una vez entre en vigor Mifid II, por lo que se calcula que esta prórroga finalizará en enero de 2022.

Sin embargo, eso no implicará un cambio de tareas del personal que no acredite la homologación necesaria ya que, según explican desde el organismo, durante esos cuatro años tanto los informadores como los asesores que no tengan acreditados esos conocimientos podrán seguir trabajando como tal siempre que cuenten con un supervisor que sí los tenga.

Según explican desde la CNMV, "aunque no hará falta que ese supervisor esté físicamente, sí esperamos una supervisión razonable".

Por último, la CNMV ha establecido, y así informa en la Guía Técnica, que podrá realizar supervisiones, ya sea en formato presencial (o incluso utilizando su reciente servicio de mistery shopping) o a distancia, para que los empleados cumplan con cada uno de los requisitos que se establecen en la Guía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Bancario
A Favor
En Contra

Está muy bien que se imparta y se exija formación a los que se dedican a vender productos financieros y a asesorar. Dicho lo cual, cuando se va a exigir una formación mínima exigible a los políticos? Digo yo que para ser alcalde o concejal y manejar el dinero de los contribuyentes también habrá que saber algo, no? Así nos,ahorraríamos los sueldos de 12 asesores por cada político.

Puntuación 36
#1